Corregir distorsiones también en la atención a personas y familia

Foto: Archivo

Una de las proyecciones del gobierno cubano para corregir distorsiones y reimpulsar la economía durante el 2024, como la de avanzar en la implementación del principio de subsidiar a personas y no  productos, requiere actualizar la identificación de las familias y ciudadanos en situación de vulnerabilidad.

   Aunque ello ha sido una de las tantas e imprescindibles tareas que han asumido los trabajadores sociales, desde la creación hace 23 años de este programa por el Comandante en Jefe Fidel Castro, ahora se le impregna mayor rigor, dinamismo, adecuación a los momentos difíciles que vive la Isla e integralidad, con lo cual sin duda se superarán las expectativas, dudas e inquietudes que pueden generar las nuevas medidas anunciadas por la dirección del país.

   No obstante, las autoridades reiteran una y otra vez que se mantendrán la libreta para la distribución de la Canasta Familiar Normada y el principio de no dejar a nadie desamparado. El aumento del precio de bienes y servicios, amén de su gradualidad, selectividad y en determinadas actividades o sectores, preocupa a muchos de esos compatriotas que viven en condiciones precarias.

   Como informó al dar a conocer las proyecciones el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, con vistas a subsidiar personas y no productos se trabaja en la actualización del costo de la Canasta Familiar Normada y de la Canasta de Bienes y Servicios de Referencia, con los precios de los alimentos de producción nacional y los de importación del Plan de la Economía para el año en curso.

   Dado que el trabajador social no puede de manera individual o aislada lograr los resultados que su labor demanda, avanza el diseño e implementación de todo un sistema, con la participación de 21 órganos y organismos, junto al imprescindible e insustituible rol de la academia.

   Entonces identificar bien a quienes están en desventaja económica y social pasa por analizar casuísticamente su problemática, valorar no solo que tengan bajos ingresos sino también el entorno del hogar y cómo es la atención hacia ellos por los familiares obligados a hacerlo.


Ministra del Trabajo y Seguridad Social esclarece varios conceptos

   La situación de vulnerabilidad siempre está asociada a algo, dijo recientemente en la televisión cubana Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), y afirmó que ninguna persona es vulnerable solamente por tener tres o más hijos, o 60 años o más.

   Aclaró que aun cuando no tenga ingresos suficientes y existan personas aptas física y mentalmente en condiciones de trabajar, ese núcleo no resulta beneficiario de ninguna protección porque la mayor protección que se le puede dar a todo ciudadano, en cualquier país del mundo, es el trabajo y a los jóvenes el estudio.

   De acuerdo con la titular del MTSS la prestación, la cual se revisa periódicamente, se brinda a quienes no están en condiciones de laborar y tampoco tienen algún familiar que los ayude.

   Pero a todas esas personas tenemos que caracterizarlas, y ante cualquier incremento de precio, ellas, de oficio, van a estar protegidas con el aumento de las prestaciones monetarias de la Asistencia Social.

   Es un trámite que se realiza de manera automática, desde las Direcciones Municipales de Trabajo por lo que no tienen que ir a ningún lugar, aclaró.

   Sobre los jóvenes que hoy abandonan los estudios porque constituyen el sostén de sus hogares, Feitó Cabrera explicó que la Asistencia Social puede protegerlos en aras de que continúen su superación.

   Sería lamentable que un joven por tener insuficientes ingresos su núcleo, y sentir esa responsabilidad ante su familia, deje de superarse. Porque por ley él puede recibir un beneficio, una prestación durante todo el tiempo que se encuentra estudiando, manifestó.

   Inclusive se le puede extender hasta después de graduado en que se incorpore a trabajar y empieza a cobrar sus primeros salarios, y entonces se le extingue la ayuda.

   La Ministra informó que con la Federación Estudiantil Universitaria están haciendo una actualización de todos los jóvenes que pudieran estar en esa situación, porque vale la pena que continúen estudiando, pues cuando se gradúen evidentemente van a tener mejores trabajos, salarios y van a ser buenos profesionales, acotó.

   Por otra parte, dado que el incremento de los precios podría impactar en los trabajadores de menos ingresos, recordó que ellos también serían beneficiarios de la Asistencia Social, siempre y cuando se demuestre y se confirme que aquellos son insuficientes para solventar la Canasta Familiar Normada y la de Bienes y Servicios de Referencia, que incluye la alimentación y servicios complementarios básicos como el gas, la electricidad, el agua y el combustible para cocinar.


La prevención y la atención social, principales misiones de los médicos del alma

   Ahora que debemos atender un grupo de desigualdades sociales que se nos han acentuado a nivel de país, la prevención y la atención social resultan necesarias porque evitan que se manifiesten expresiones de ese fenómeno, les expresó el pasado 19 de diciembre Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, a diputados del Parlamento.

   Durante un rico debate por las comisiones de Atención a los Órganos Locales del Poder Popular, y de Atención a la Niñez, la Juventud y la Igualdad de la Mujer, se dijo que la persona que lo necesite tiene que sentirse acompañada, atendida, en un contexto histórico que ha traído desafíos nuevos como la emigración, por cuenta de la cual parte de algunas familias dejan detrás y solas, a personas vulnerables.

   Se habló además de la necesidad de fortalecer equipos de trabajadores sociales a nivel de circunscripción; que ese eslabón cardinal de la prevención y la atención social esté capacitado; y esto de poner al ser humano a salvo, se afirmó, deviene responsabilidad de todos.

   Con el fin revitalizar los programas y proyectos que benefician a los más desvalidos en las comunidades, en septiembre último la Ministra del MTSS anunció que en los próximos dos años el país incrementará de siete mil hasta 10 mil el número de esos "médicos del alma”.

   Como parte del Presupuesto del Estado correspondiente al 2O24, para la Asistencia Social se destinan seis mil 513 millones de pesos, cifra superior a la proyectada en el calendario precedente; de ellos cinco mil 913 millones de pesos serán asignados a los presupuestos locales.

   Lo proyectado permite proteger a 186 mil 783 familias y 339 mil 754 beneficiarios en situación de vulnerabilidad económica a través de prestaciones monetarias temporales, servicios sociales y la entrega de recursos de primera necesidad para elevar su calidad de vida.

   Como afirman las colegas Angélica Paredes y  Alina Perera la prevención y la atención social es la sumatoria de todas las fuerzas vivas de una comunidad; y como tiene que ver con el alma de la gente, va más allá de un enfoque asistencialista, trasciende una chequera para convertirse en una urgencia humana que resulta medular dentro del socialismo cubano.

   De ahí el imperativo de corregir distorsiones también en la atención a personas y familias vulnerables, y que ante cualquier incremento de precio o medida de impacto económico y social ellas sientan el respaldo y protección de todo un país. (Fidel Rendón Matienzo, ACN)

  • Visto: 350

No hay comentarios

Artículos Relacionados