Prevé Artemisa exportar huevos de codorniz encurtidos

Artemisa, 26 nov (ACN) La Empresa Avícola Artemisa (Aviart) dialoga con empresarios y potenciales inversionistas foráneos, busca nuevas fórmulas para crecer y diversificar ofertas, tanto que recientemente halló horizontes promisorios en la exportación de huevos de codorniz encurtidos.

   Javier Rodríguez Cabrera, director de Desarrollo de Aviart, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que firmaron cartas de intención con una empresa española (representante de la bien posicionada revista Excelencias), para el suministro de la tecnología de línea de huevos de codorniz encurtidos.

   Refirió que pagarán con el propio producto, y mediante ese mismo cliente pretenden acceder también al envase tecnológico que cumpla los requisitos establecidos por la Unión Europea y a su ayuda para exportar.

   En la actualidad, la empresa artemiseña reemplaza parte de sus animales, a fin de incrementar la producción y alcanzar la cifra de una tonelada semanal de huevos, lo que equivale a 89 mil unidades, explicó.

   Alexander González Valdés, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Michurin, ubicada en Caimito, manifestó que las codornices ponen huevos durante el año entero, y encurtirlos serán más atractivos para condimentar ensaladas o preparar aperitivos ricos y saludables.

   El Gobierno Provincial les otorgó cuatro millones de pesos para un Proyecto de Desarrollo Local que les permitirá ampliar su infraestructura con una incubadora, losa sanitaria para sacrificar animales en la propia unidad, centro de elaboración, restaurante y un ranchón, reffirió.

   Mediante ese financiamiento planean aumentar la producción y diversificar sus servicios, sostuvo. A la venta de huevos y pies de cría de faisanes, codornices, guineos y pavos criollos para otros productores, añadirán la gastronomía, con huevos y carnes de las gustadas aves.

   Ana Rosa Río Rodríguez lleva 26 años en Michurin. La veterana navera llega bien temprano cada mañana donde esas aves. Atiende las cuatro casitas de codornices. Entra y no se espantan; la conocen por el olor. Hasta habla con ellas. Sabe la importancia de su esmero.

   Todo este afán es parte de una estrategia que tribute a producir más huevos para abastecer a la población, aseguró Luis Alberto Hernández Blanco, director de Aviart.

Cuba

  • Visto: 305

Artículos Relacionados