Aylin Herrera Reyes
638
09 Marzo 2024

La Habana, 9 mar (ACN) Apostar por la transformación digital, acompañada de la informatización y digitalización de procesos y servicios para el pueblo, constituye una prioridad para el Ministerio de Comunicaciones de Cuba (Mincom) en 2024.

  En su reunión anual de trabajo, desarrollada hoy en esta capital y con la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Presidente de la República, y de Manuel Marrero Cruz, miembro del Buró Político y Primer Ministro de la República, se analizaron las potencialidades para avanzar en áreas como el despliegue de la televisión digital terrestre y las mejoras de las infraestructuras para fortalecer la señal de telefonía fija y móvil.

  Mayra Arevich Marín, ministra de Comunicaciones, precisó que en el país se ha incrementado el número de usuarios de la redes móviles y que ascienden los clientes que emplean las tecnologías de tercera y cuarta generación - conocidas como 3G y 4G, respectivamente-. 

  En esos resultados incide la instalación del cable submarino de fibra óptica Arimao en 2023, añadió.

   Sobre la televisión digital terrestre Arevich Marín señaló que con el apoyo de un donativo de China a comienzos del año en curso se avanza en el llamado apagón analógico, con cifras que muestran un consumo de más del 70 por ciento (%) de señal estándar y un 50 % de señal en alta definición.

   La titular insistió en la importancia de los portales de Gobierno, que actualmente son 263 entre los Organismos de la Administración Central del Estado, los gobiernos locales y las entidades, pero solo el 35 % de la población interactúa con ellos.

   Entre los elementos positivos destacó el incremento del uso de la firma digital, sobre todo en los contribuyentes de la Oficina Nacional de Administración Tributaria.

  Respecto al empleo de los sellos digitales, la ministra puntualizó que al menos tres millones de trámites en la nación se realizaron mediante esa modalidad en 2023.

  Arevich Marín aclaró que en ese período se imprimieron un millón de sellos de timbre, los cuales se han reservado para momentos de contingencia.

  De la plataforma de pagos electrónicos Transfermóvil detalló que ya cuenta con más de cuatro millones de usuarios y que una herramienta como el Monedero móvil ha tenido gran recepción en las personas.

  Entre las dificultades que aún persisten en el sector están la demora en los traslados telefónicos, la mala señal de telefonía móvil en algunos territorios y la lentitud en la entrega de paquetería internacional, recalcó la ministra.

  La mayor de las Antillas tiene, en estos momentos, 118 zonas de silencio, lo cual se traduce en alrededor de 45 mil habitantes afectados por esa problemática, subrayó. 

   Ante la escasa informatización de procesos y la poca percepción de riesgo  en el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) instó a trabajar este 2024 en soluciones informáticas que tributen a mejorar la calidad de vida de las personas, desde la ciberseguridad, la analítica de datos, la inteligencia artificial (IA). 

  El Mincom tiene entre sus proyecciones la presentación de la Política de Transformación Digital y la Agenda Digital Cubana hasta 2030 e implementar la plataforma CubaGob dedicada al gobierno digital, informó. 

  Se prevé, además, la puesta en marcha de la estrategia para el desarrollo y uso de la IA en el país.

  El organismo se propone alcanzar 200 mil servicios móviles y que el 90 % de las líneas de telefonía celular tengan acceso a Internet. 

  Marrero Cruz consideró que las telecomunicaciones en Cuba juegan un rol esencial en el impulso a la economía e inciden directamente en la calidad de vida de la población. 

  Recalcó que es necesario ampliar los canales de pago electrónico y que debe coexistir el cobro en esta modalidad y también en efectivo. 

  El jefe de Gobierno exaltó la existencia de CubaGob, vía que permitirá mayor interacción y participación ciudadana.

  Manifestó que es preciso prestar la máxima importancia a la ciberseguridad a través de sistemas más sólidos que protejan los datos personales de cada uno de los usuarios. 

  En palabras de Marrero Cruz los productos y servicios que genera el sector pueden influir en la efectiva aplicación de políticas públicas de interés para el país, como son las dedicadas a la dinámica demográfica, la atención a las personas en situación de vulnerabilidad y a la niñez, la adolescencia y las juventudes. 

  Díaz-Canel, por su parte, aseguró que las telecomunicaciones en Cuba cuentan con una fuerza laboral altamente calificada que debe estar en constante preparación, pues sobre ella descansa buena parte del desarrollo de la nación. 

  El mandatario dijo que a pesar de la reducción en las inversiones y en las exportaciones de bienes y servicios, es un área que ha tenido un avance considerable porque exhibe cifras que hace una década eran impensables en materia de digitalización. 

  Mediante el uso de las TIC y su correcto aprovechamiento, el presidente de la República instó fortalecer la unidad. 

  Propiciar espacios de diálogo para todas las personas, por las más diversas vías de comunicación, resultan para Díaz-Canel una manera de participación y control popular que conducirán al perfeccionamiento de la gestión de Gobierno. 

  Realizó un llamado a que la digitalización de la sociedad se acompañe de la comunicación institucional interna entre el Mincom y  sus empresas y de este organismo con el pueblo.

  Convidó al ministerio a mantenerse como líder de la transformación digital en Cuba, desde la ciencia y la innovación. 

  A la reunión anual de trabajo del Mincom asistieron también Yudí Rodríguez Hernández, miembro del Secretariado del Comité Central del PCC y jefa del Departamento de Atención a los Servicios, y Jorge Luis Perdomo Di-Lella, vice primer ministro de la República.