Claudia María Delgado Torres
676
25 Diciembre 2023

Santiago de Cuba, 25 dic (ACN) Desde el año 2012, el Programa Territorial de Salud de Santiago de Cuba genera ciencia, tecnología e innovación mediante 12 proyectos, con 61 resultados dirigidos a mejorar la eficiencia y calidad de los servicios médicos para la población cubana y contribuir a la sustitución de importaciones. 

  La entidad gestora es el Centro de Biofísica Médica, adscripta a la Universidad de Oriente, y además participan otras 10 instituciones científicas y un grupo de 25 investigadores expertos. 

   Sara Riccis Palacios, jefa del programa, expresó a la ACN que su funcionamiento responde a las prioridades del país y a cinco líneas de investigación asociadas a la atención al adulto mayor, estudio de enfermedades crónicas no trasmisibles, desarrollo de equipos e informática médica, evaluación de tecnologías sanitarias y nuevos productos farmacéuticos y biotecnológicos. 

   Destacó como principales logros del Programa de Salud el "Hemodes" utilizado como reactivo para laboratorios de microbiología, prototipos de sistema inalámbrico para el estudio del sistema cardiovascular, herramientas de software empleando métodos para obtener criterios cualitativos de la deformación celular en el paciente y modelos matemáticos para el procesamiento y análisis de sangre de enfermos  con anemia depranocítica (sicklemia).

  La especialista resaltó la creación de un laboratorio para diagnóstico hematológico basado en relajación magnética nuclear, sistemas de rehabilitación para asistir ejercicios de pedaleo con señales biológicas y la introducción del prototipo de pedal motorizado comandado por el doliente. 

   Riccis Palacios refirió la implementación de estas investigaciones en 34 unidades de salud, las cuales beneficiaron a seis mil 573 personas, y en estos tres años, ha sido significativo el aporte del programa a la formación de profesionales en pregrado, maestrías, especialidades y doctorados. 

   La producción científica del Programa de Salud tiene un número elevado de publicaciones en revistas científicas, además de una ardua  divulgación del trabajo en talleres, eventos, conferencias especializadas e intercambios con centros que tienen potencialidades para introducir los resultados de los estudios, concluyó la fuente.