Liga Élite: las rebeliones de los veteranos

Foto: Archivo

La II Liga Élite Cubana de Béisbol llegó a la mitad de su fase preliminar (20 juegos). Una mezcla de juventud y experiencia se funde en los seis equipos que se disputan cuatro puestos para la etapa de play off. Y son dos ilustres veteranos los que muestran mejores dígitos tanto al bate como encima del montículo.

   Con una fuerza terrible en sus swinnes a la redonda Teammate 190, el experimentado inicialista y primera base tunero Rafael Viñales ha querido demostrar que se fue injusto con él cuando no lo incluyeron en el equipo Cuba que asistió al pasado Clásico Mundial de Béisbol.

   El Rafa, como se le conoce al fornido bateador de los Leñadores,  es en estos momentos el líder en los dos departamentos claves madero en ristre: jonrones (5) y carreras impulsadas (20).

   Pero como el béisbol es un deporte de nueve jugadores, a pesar de esos excelentes dígitos del slugger, los Leñadores comparten cuarto y quinto lugares con Artemisa (10-10), pues su cuerpo de picheo resulta el peor de todos en el torneo (5.30 cl).

   Mientras, las palmas para el derecho de mil campañas Erly Casanova (refuerzo pinareño de Artemisa) que, apoyado en su buen control y tantas horas de vuelo desde la lomita, aún no ha permitido carreras limpias en 22.0 innings, en los cuales ha propinado 17 ponches y apenas ha otorgado cuatro boletos.  

   Sobre el montículo, amerita citar las cuatro victorias del zurdo Alex Zerquera (SSP), Dariel Góngora (LTU) y el joven Reemberto Barreto (IND).

   Y si de veteranos versa el tema, aplausos para el incombustible Denis Laza, jardinero de Artemisa, que lidera a los bateadores (429, 56-24).

   De manera general, vítores para el conjunto de Matanzas que, tras un inicio incierto, se ubica como el único de los seis equipos que aparece situado entre los tres primeros en los tres renglones de juego: bateo, picheo y defensa, en todos por encima de la media del certamen.

   La tropa del mentor Armando Ferrer lidera el bateo (312), es segunda en picheo (3.76, por detrás del 3.49 del líder del torneo Industriales), y además se ocupa la tercera plaza en fildeo (973). Con esas buenas notas, los Cocodrilos comparten con los Gallos espirituanos el segundo lugar de la tabla de posiciones (11-9).

   ¿La gran decepción en lo que va de justa? Pues las Avispas de Santiago de Cuba, uno de los referentes en la historia de los clásicos beisboleros cubanos, que ahora ocupan el sótano (6-14) con pálido promedio ofensivo de 244 y apenas siete cuadrangulares. Además,  es el peor conjunto a la defensa (952) con la friolera de 36 errores en 20 juegos. (José Luis López Sado, ACN)

  • Visto: 407

Artículos Relacionados