Ana Esther Zulueta Fotos de la autora
255
09 Septiembre 2023

photo_5181488390762245041_y.jpg

Nueva Gerona, 9 sep (ACN) Frente a la situación de riesgo por la presencia de Aedes aegypti en esta ciudad cabecera de Isla de la Juventud se intensifican las acciones preventivas contra el vector, transmisor de arbovirosis febriles agudas.

Antonio Alberto Suárez Martínez, jefe del departamento de vigilancia y lucha antivectorial en el municipio especial, refirió que aunque hasta la fecha NO existe transmisión de dengue, chikingunya, zika y fiebre amarilla, enfermedades trasmitidas por el insecto, septiembre (mes lluvioso) es decisivo para evitar la transmisión.

La temporada lluviosa iniciada desde el mes de mayo favorece la proliferación del mosquito; en este período históricamente se eleva la focalidad, expuso el también Máster en Ciencias.

En la actualidad, acotó, más del 60 por ciento de los focos de larvas se contabilizan en el interior de las viviendas, fundamentalmente, en los depósitos de agua doméstica.

photo_5181488390762245043_y.jpg

Subrayó que, en materia de saneamiento ambiental e higienización, quedan reservas, sobre todo en los patios, en las zonas residenciales de 26 de Julio, Sierra de Caballos, Juan Delio Chacón, Patria, Pueblo Nuevo (mayor densidad poblacional), Micro-70 y Abel Santamaría, y esa falta de percepción del riesgo complica las acciones a fin de minimizar riesgos.

Cepillar las vasijas a fin de hacer desaparecer los huevos residuales; eliminar recipientes, escombros o desechos sólidos que sirvan de hospederos para la reproducción de la especie; chapear jardines y patios traseros; mantener tapados cisternas, tanques bajos y elevados y otros de menor capacidad y no botar el abate, garantía para evitar la aparición de larvas, fueron algunas indicaciones de Suárez Martínez a la población.

Precisó el epidemiólogo que hoy se aplica el tratamiento adulticida en las zonas en riesgo (tres manzanas positivas) a partir de la estratificación realizada. El propósito es aprovechar eficientemente el poco recurso disponible, con prioridad para los bloqueos de casos febriles, ante la sospecha de posible transmisión de cualquier enfermedad.

Mantener la sostenibilidad, en condiciones entomológica de peligro, es un reto para el grupo temporal de trabajo debido al déficit de operarios de lucha antivectorial, así como de equipos técnicos en las empresas de servicios comunales (para la recogida de desechos sólidos) y de Recursos Hidráulicos (a fin de solucionar los salideros de agua potable y los desbordamientos residuales), enfatizó.

Acotó que en aras de minimizar riesgos, se mantienen bajo estricta vigilancia los centros educacionales, instituciones sanitarias y las fronteras marítima y aérea del territorio, debido al movimiento de personas que regresan de países donde hay transmisión de las arbovirosis antes mencionadas (dengue, chikingunya, zika y fiebre amarilla).

Según la Organización Panamericana de la Salud, antes de 1970 el mosquito vector de enfermedades estaba presente solo en media docena de países, pero ahora se encuentra en más de 130.

El organismo subraya que en 2023 la región de las Américas experimenta un incremento significativo de casos de dengue, y hasta agosto se contabilizaron más de tres millones de nuevas infecciones.

Dicha cifra es superior a la registrada en 2019, año con la incidencia más alta en la región: 3,1 millones de casos, de ellos 28 mil 203 reportados grave y mil 823 defunciones.

photo_5181488390762245044_x.jpg