Redacción ACN | Foto: Estudios Revolución
518
18 Septiembre 2023

La Habana, 18 sep (ACN) Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, intervino hoy en la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que se desarrolla en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

   Por su importancia, compartimos de manera íntegra el discurso, publicado por el sitio de la Presidencia.

Señor Presidente:

   Tengo el honor de hacer uso de la palabra en nombre del Grupo de los 77 y China.

   El examen de mitad de periodo de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible tiene lugar en una coyuntura extremadamente crítica, en la cual los países en vías de desarrollo enfrentan múltiples desafíos y un orden económico injusto que perpetúa las desigualdades y la pobreza.

   Los informes elaborados por el Secretario General contienen cifras irrefutables que reflejan una realidad bastante sombría.  Incluso antes de la pandemia de la COVID-19, el mundo ya se había desviado del camino hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

   Llegaremos al 2030 con 575 millones de personas viviendo en condiciones de pobreza extrema.  Para ese entonces, apenas un tercio de los países lograrán reducir a la mitad los niveles de pobreza nacional.  No eliminaremos el hambre, como habíamos acordado.  Por el contrario, actualmente, 735 millones de personas padecen hambre crónica, una cifra superior a la registrada en el año 2015.  A este ritmo, no podrá lograrse  ninguno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, y se incumplirán más de la mitad de las metas acordadas.

   Conscientes de la actual situación, el Grupo de los 77 y China le ha otorgado la máxima prioridad a este evento, con el propósito de colocar nuevamente el desarrollo sostenible en el centro de la agenda internacional y brindar el impulso político necesario para acelerar la aplicación de la Agenda 2030.

   Este llamamiento también presupone la existencia de una mejor arquitectura global de la deuda soberana con la participación del Sur, que haga posible la aplicación de un trato justo, balanceado y orientado al desarrollo.

   El alto costo de los préstamos impide que los países en desarrollo puedan invertir en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  Actualmente, 25 naciones del Sur dedican más del 20 % de los ingresos de sus gobiernos solamente al servicio de la deuda.

   Al propio tiempo, existe una necesidad imperiosa de una pronta y considerable recapitalización de los Bancos Multilaterales de Desarrollo, con el propósito de que mejoren radicalmente sus condiciones de préstamo y puedan satisfacer las necesidades financieras del Sur.

   En este sentido, exhortamos a la comunidad internacional a dar seguimiento y apoyar la propuesta del Secretario General de un “Estímulo para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible” para los países en desarrollo, con el (objetivo) propósito de incrementar en gran escala la financiación asequible a largo plazo para el desarrollo y alinear los flujos financieros con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

   Asimismo, exhortamos a los países desarrollados a honrar finalmente los compromisos aún no cumplidos con la Ayuda Oficial al Desarrollo.

Excelencias:

   La agenda de cambio climático debe ser aplicada en su totalidad, de conformidad con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y su Acuerdo de París, defendiendo el principio de igualdad y de responsabilidades comunes pero diferenciadas y sus capacidades respectivas.

   Es indispensable fijar metas más ambiciosas en esferas tales como la mitigación, la adaptación y los medios para alcanzarlas, así como materializar la entrega y la movilización de recursos por parte de los países desarrollados, para combatir el cambio climático y, al propio tiempo, enfrentar nuestros desafíos en materia de desarrollo.  Exhortamos firmemente a los países desarrollados a cumplir sus promesas en esta esfera.

   Los esfuerzos de los países en desarrollo por aplicar la Agenda 2030 también tienen que estar respaldados por acciones concretas en materia de transferencia de tecnologías y formación de recursos humanos, así como la cooperación Norte-Sur, con el fin de fomentar la industrialización y las inversiones en infraestructuras de calidad, confiables, sostenibles y resilientes.

   El sistema de comercio internacional también debe ser reformado, y se deben crear cadenas de suministro sustentables que contribuyan al logro de los ODS mediante  la promoción del crecimiento económico orientado hacia la exportación en los países en desarrollo.  Con este fin, se debe fortalecer el trato especial pero diferenciado para los países en desarrollo como principio multilateral.  El unilateralismo y el proteccionismo, incluidas la protección y las restricciones unilaterales al comercio, incompatibles con los Acuerdos de la Organización Mundial del Comercio, deben ser eliminadas con toda prontitud.

   Tal es el caso de los países que sufren la imposición de medidas coercitivas unilaterales, las cuales constituyen una grave violación de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.  Esas medidas, obstaculizan seriamente los esfuerzos de los países afectados en pos de lograr los ODS y el desarrollo sostenible en general.  La comunidad internacional, incluido el sistema de las Naciones Unidas, debe continuar rechazando firmemente la imposición de esas medidas y trabajar por su eliminación incondicional.

Excelencias:

   Los reclamos antes mencionados han sido enunciados en varias ocasiones por los líderes del Sur. La ausencia de avances no debe atribuirse a la ausencia de soluciones.  Ahí están las acciones.  Lo que se necesita, de manera imperiosa, es la voluntad política para que realmente “nadie quede atrás” y vencer una de las crisis más complejas que haya experimentado la humanidad en la historia moderna.  ¡Ese sería nuestro mejor aporte al futuro común que necesitamos construir juntos!

Muchas gracias (Aplausos)

Lea también: Intervino Presidente cubano en Cumbre de ODS en Naciones Unidas