Ballet Folclórico Garífuna, deuda saldada de la Casa del Caribe

Compartir

ACN - Cuba
Loraine Castillo De los Reyes | Foto: Fiorella Franco
92
09 Julio 2024

Santiago de Cuba, 9 jul (ACN) Declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de Honduras en el año 2019, el Ballet Folclórico Nacional Garífuna llega a Santiago de Cuba para participar por primera vez en la Fiesta del Fuego, cuando se acerca el cierre de su edición 43. 

   Según refirió a la Agencia Cubana de Noticias Armando Crisanto, su director, el golpe de Estado asestado al entonces presidente Manuel Zelaya le impidió estar en la isla hace 15 años, cuando el evento dedicó las sesiones a estas comunidades ancestrales. 

   Subrayó la alegría de brindar su arte a las delegaciones asistentes al evento y al pueblo cubano, pues a través de la música y la danza defendidas desde 1962, el ballet se ganó el cariño y admiración de varias naciones del mundo. 

   Merecedor del Premio Internacional Casa del Caribe en 2009, el también antropólogo, investigador y promotor cultural significó el orgullo de arribar a la ciudad este año para recibir el lauro, pues la tensa situación política de entonces le impidió salir del país. 

   El galardón resulta importante para toda la agrupación, pues es producto del trabajo inclusivo desarrollado como mecanismo de manifestación contra el racismo, y reconoce también la diversidad cultural, imagen de toda una nación, manifestó. 

   De acuerdo con Crisanto, lo folclórico, la tradición y la negritud forman parte del repertorio mostrado en el evento caribeño este año, en aras de narrar, mediante la danza, los cantos típicos y la percusión, la historia no contada de la comunidad garífuna. 

   Aseguró la intención de regresar en el 2025 con todo el elenco para exhibir en las salas teatrales del territorio grandes espectáculos y disfrutar, a su vez, del desborde artístico que propicia esta cita. 

   Homenajeado en la edición 29 de la Fiesta del Fuego, el pueblo garífuna de Honduras tiene su origen en la unión ancestral de las culturas africana, arawak y caribes, y defiende la preservación de un sistema de creencias, prácticas agrícolas y alimentarias basadas en la espiritualidad.