Apoya proyecto ambiental a gestión de gobierno en Ciego de Ávila

Foto: Del autor

Ciego de Ávila, 18 oct (ACN) Aportes del proyecto internacional Resiliencia Costera para desarrollar el sistema de gobernanza con ciencia en Chambas fueron reconocidos por autoridades de ese municipio, en intercambio para socializar los resultados de la iniciativa global, que finaliza sus actividades en el noroeste de la provincia de Ciego de Ávila.

   Lourdes Amalia Blanco León, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, agradeció la transferencia de conocimientos y tecnologías que fortalecen las capacidades para gestionar, de forma integrada, la reducción de riesgos de desastres (RRD) y adaptación al cambio climático, con el objetivo de incorporar esos elementos a la planificación del desarrollo socioeconómico.

Foto: Del autor

   Valoró el fortalecimiento del sistema de alerta temprana con una estación meteorológica automática y un punto de alerta en la localidad de Punta Alegre (sitio de intervención directa del proyecto) que tributan información de interés para la labor en el también constituido Centro de Gestión para la RRD.

   De esta manera se facilita la toma de decisiones encaminadas a reducir vulnerabilidades y proteger vidas humanas y recursos materiales en casos de catástrofes, además de aportar datos para encauzar actividades económicas como la agricultura y la pesca, argumentó.

   Apreció la disponibilidad de herramientas creadas por Resiliencia Costera, como el modelo de ordenamiento ambiental y el Plan de Adaptación al Cambio Climático, que proporcionan elementos esenciales para impulsar el progreso en sectores como el agropecuario, considerado el de mayor significación para la localidad.

Foto: Del autor

   La creación de un Centro Comunitario de Gestión de Conocimientos y Adaptación al Cambio Climático en el territorio puntalegrense para formar capacidades en función del manejo eficiente del litoral y el enfrentamiento a condiciones climatológicas adversas, fue destacada por Blanco León.

   Se refirió a los entrenamientos a directivos, trabajadores de sectores claves, productores agropecuarios, líderes comunitarios y representantes de organizaciones políticas, sociales y de masas.

   La transferencia de conocimientos es primordial para implementar soluciones de adaptación al cambio climático basadas en ecosistemas y comunidades, además de preparar a los pobladores para reducir vulnerabilidades ante la ocurrencia de desastres naturales e impulsar el progreso socioeconómico de forma sostenible.

   Blanco León resaltó la sistematicidad de los intercambios con los integrantes de Resiliencia Costera en los últimos meses, a fin de apropiarse de conocimientos sobre las acciones realizadas durante los más de tres años de intervención directa en la comunidad costera vulnerable de Punta Alegre.

   Durante el taller de integración y socialización de los resultados del referido proyecto internacional fueron presentadas, también, las experiencias de las labores de reforestación en bosques de manglares afectados por el huracán Irma en el año 2017, con la participación del la Empresa Forestal y productores agropecuarios.

   Yamilé Jiménez Peña, una de las coordinadoras de Resiliencia Costera en el territorio avileño, subrayó el sobrecumplimiento en la rehabilitación de dichos ecosistemas pues se accionó en 40 hectáreas, aunque solo estaban comprometidas un poco más de la mitad de esa cifra.

   En el evento también se expusieron los resultados de la actividad de comunicación social y de un estudio de percepción de riesgo de desastres efectuado en el mencionado asentamiento de litoral, este último revelador de informaciones importantes para dirigir las labores preventivas y de enfrentamiento a catástrofes.

   María del Carmen Olivera Isern, coordinadora provincial de Resiliencia Costera enfatizó que, a pesar de las difíciles condiciones en que se ejecutó ese proyecto —en medio de la pandemia de Covid-19 y una  crisis económica agudizada—, se cumplieron los compromisos con el municipio, la nación y organismos internacionales.

   Fue posible gracias a la capacidad de los implicados para sobreponerse a las dificultades y al apoyo permanente de las autoridades de Chambas, subrayó.

   Resiliencia Costera se implementa bajo el liderazgo del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, a través de la Agencia de Medio Ambiente y su Grupo Nacional para la Evaluación de Riesgos, con la participación de otros actores y el acompañamiento del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Cuba.

   Cuenta con financiamiento de la Unión Europea, a través de la Alianza Global para el Cambio Climático Plus, organismo que apoya a los países más vulnerables a fortalecer su resiliencia para afrontar las condiciones atmosféricas imperantes en el planeta.

  • Visto: 336

No hay comentarios

Artículos Relacionados