All for Joomla The Word of Web Design

Sexulidad y ancianitud ¿Incompatibles?

Sexualidad

 

1003-SEXUALIDADVEJEZ.jpg

La Habana, 7 oct (ACN) A pesar de los muchos tabúes que acompañan vejez y sexualidad, esta última debe continuar siendo una fuente de placer, no de inquietud y frustración. La especialista brasileña Zhélide Quevedo Hunter destaca que los adultos mayores tienen derecho a tener relaciones sexuales placenteras. Quevedo enfatizó que esta debe vivirse sin prejuicios de ningún tipo.

En el adulto mayor la sexualidad va más allá del sexo. Esta es entendida como una “expresión psicológica de emociones y compromisos, que requiere de la mayor cantidad y calidad de comunicación entre compañeros, en una relación de confianza, de amor y de compartir placer con o sin coito.”

A pesar de todo esto, los estigmas socioculturales siguen llevando la voz cantante. Las mujeres, especialmente, son las principales “victimas” del entorno psicosocial – sociedad, familia, cultura-.

Los medios de comunicación, en cierta medida, donde lo común es que aparezcan parejas jóvenes disfrutando el placer que provee el sexo, ha contribuido al deterioro de la sexualidad en el adulto mayor. Pongamos como ejemplo el séptimo arte, donde los hombres mayores casi nunca muestran su cuerpo curtido por el pasar de los años, y mucho menos se muestra el cuerpo de una mujer mayor. Puede haber o no en esto un mensaje implícito, cuya línea de pensamiento se incline a la imagen del que a las personas mayores no les corresponde el tener sexo ni disfrutar de la sexualidad.

Que la persona mantenga el interés sexual, va más allá de la edad. En gran medida depende la práctica. Mientras esta sea mayor mejor serán los resultados. Si las relaciones sexuales se tienen con poca frecuencia, el desempeño se deteriora paulatinamente, la autoestima disminuyo. Y un día las personas deciden no seguir teniendo relaciones. En ello es determinante los nexos que se tenga con la pareja, que pueden llevar o no a este punto.

Por otro lado, a los modelos culturales que imperan hoy día, les falta mucho de lo que apropiarse y muchos muros para derrumbar para que, a los adultos mayores, a los más ancianos de las casas se les considere y se les entienda como seres sexuados. La vida sexual no termina con la llegada de la menopausia, pues esto no es signo de que la mujer deja de ser mujer, y el hombre – por su parte pude tener sexo, e incluso dar vida a otro ser, hasta una edad muy avanzada.  

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar

 
GALERÍA DE IMÁGENES
GALERÍA DE VIDEOS