La batalla epidemiológica de Las Tunas también es contra el Aedes aegypti

 

Las Tunas, 21 oct (ACN) Un trabajo intensivo en más de 12 mil viviendas busca revertir los índices de proliferación del mosquito Aedes aegypti en Las Tunas, provincia que reporta un crecimiento de la focalidad en todos sus municipios y mantiene al sistema de salud en constante batalla epidemiológica.

El doctor José Ángel Martínez Rodríguez, subdirector de vigilancia y lucha antivectorial del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Las Tunas, dijo en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias que en estos momentos se realiza la fumigación a un universo estratificado de más de 12 mil 450 viviendas de diferentes circunscripciones en aras de cortar la propagación del vector.

La estrategia busca incidir en los consejos populares donde la situación es más compleja, teniendo en cuenta que existe un incremento de la focalidad, con un elevado índice de infestación en las 14 áreas de salud de la provincia de Las Tunas, puntualizó.

Leer más:

Se evidencia un contagio más marcado en las cuatro áreas de la zona urbana del municipio de Las Tunas y la perteneciente al policlínico Romárico Oro, de la ciudad de Puerto Padre, aunque los municipios de Manatí, Majibacoa y Jobabo también registran cifras alarmantes.

Martínez Rodríguez explicó que aunque anualmente existen factores que denotan la multiplicación del mosquito, como el inicio de la etapa lluviosa -en mayo-, y el aumento de las temperaturas en los meses de verano, el enfrentamiento al virus SARS-CoV-2 (causante de la COVID-19) demandó una atención integral que redujo los niveles de ingresos ante casos de dengue.

La escuela José Martí, en esta ciudad, ya está acondicionada con 100 camas para el ingreso y atención de pacientes positivos al dengue y así obtener un mejor diagnóstico del escenario epidemiológico.

En tal sentido y cuando el territorio experimenta una tendencia a la disminución del SARS-CoV-2, la campaña antivectorial se reorganiza para reducir la infestación en estos tres últimos meses del año.

Tras un período extenso de labor con universos reducidos a causa de la COVID-19, la provincia cuenta con los recursos materiales y humanos para ubicar grupos de trabajo en la fumigación, controles de foco, bloqueo de casos y radiobatidas, aseveró el experto.

Desde el sistema de salud el llamado es a la acción comunitaria para reducir los riesgos de difusión de las arbovirosis a causa del Aedes aegypti, mosquito transmisor de enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya, pues el 80 por ciento de los focos están en los recipientes para almacenar agua al interior de los hogares.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar