Tras tensas semanas, Trinidad comienza a revertir situación sanitaria

Luego de varias semanas con uno de los escenarios epidemiológicos más difíciles de la provincia de Sancti Spíritus, Trinidad comienza a revertir poco a poco el panorama causado por la COVID-19, un giro en el que es vital la responsabilidad de la población y también el estricto cumplimiento de los protocolos.

Sancti Spíritus, 17 oct (ACN) Luego de varias semanas con uno de los escenarios epidemiológicos más difíciles de la provincia de Sancti Spíritus, Trinidad comienza a revertir poco a poco el panorama causado por la COVID-19, un giro en el que es vital la responsabilidad de la población y también el estricto cumplimiento de los protocolos.

Cuando a mediados de septiembre el doctor José Ángel Portal, ministro de Salud Pública, "auscultó" a la ciudad museo del Caribe, la situación era en extremo compleja: las consultas de Infecciones respiratorias agudas abarrotadas, cifras impensadas de positivos, demoras en la realización de pruebas diagnósticas, falta de camas para el ingreso, dificultades todas que conllevaron a numerosas quejas de la población.

Ante tales problemáticas y con el apoyo de un equipo de trabajo del propio ministerio se reorganizaron los servicios, se incrementaron los centros de atención para positivos y sospechosos y más de un centenar de integrantes del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve reforzaron la labor de los profesionales de la sureña localidad.

En declaraciones al periódico Escambray, la doctora Yanisleidy Turiño, directora del Centro Municipal de Higiene y Epidemiología, aclaró que los gráficos y los expertos coinciden en la línea de meseta que muestra la pandemia y dijo que la tendencia es a la disminución, pero todavía hay resistencia al ingreso por algunas personas que ocultan síntomas, lo cual urge cambiar en un contexto como el actual.

Aun cuando hoy hay más capacidades disponibles que enfermos en espera de una cama y avanza la vacunación masiva contra la COVID-19, la directiva explicó al rotativo que persiste una marcada circulación del virus y muestra de ello es que durante las dos últimas semanas el número de confirmados sobrepasa los dos mil 500 y se reportan fallecidos casi todos los días.

Mientras, según reseña Radio Sancti Spíritus, este sábado Trinidad despidió a los miembros de la brigada Henry Reeve que arribó a la localidad en el peor momento de la pandemia y cuya consagración y esfuerzo fueron trascendentales durante un mes en la llamada zona roja.

Gracias al empeño de estos especialistas, muchos de los cuales arribaron a la ciudad tras combatir al virus en otras provincias con una situación particularmente desfavorable, los médicos y enfermeros trinitarios pudieron fortalecer la Atención Primaria de Salud y comenzar a transformar la situación desde los barrios.

Que la localidad bañada por las aguas del mar Caribe haya reportado al cierre de este 16 de octubre 53 casos positivos al SARS-CoV-2 es una muestra de cuanto se ha avanzado; sin embargo, esa cifra representa la segunda más alta de la provincia, de ahí la insistencia de las autoridades para acudir a los servicios sanitarios ante cualquier síntoma sugestivo de la enfermedad y de extremar -ahora más que nunca- todas las medidas para evitar retrocesos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar