La seguridad de Abdala

La seguridad de Abdala: afirma Mercedes Diaz


Segundo Frente, 27 ago (ACN) Mercedes Díaz, de 72 años, se siente hoy más segura tras recibir la primera dosis de la vacuna anti COVID-19 Abdala, como parte de la inmunización masiva en este serrano municipio de Santiago de Cuba.

Junto a su esposo y acompañada por una de sus hijas, acudió al consultorio médico de la familia para beneficiarse del primer inmunógeno de América Latina contra el virus SARS-Cov-2, causante del padecimiento sistémico, con la fe de que este proceso contribuirá al control de la transmisión en el territorio.

Comentó a la Agencia Cubana de Noticias que en los últimos meses aumentaron los contagiados y fallecidos, lo cual provoca dolor en los más de 40 mil habitantes de esa demarcación enclavada la Sierra Cristal, y mantiene a las familias en vela por la inminente posibilidad de enfermar.

Díaz confirmó su desesperación de vacunarse, esperaba el suceso hace tiempo, consciente de que estos fármacos no impiden la infección con el nuevo coronavirus, pero sí pueden evitar la gravedad y la muerte, y eso ya constituye una ventaja, apuntó.



Aunque sus hijos mayores y nuera, trabajadores de la salud en la localidad, están inmunizados, Mercedes no se tranquilizará hasta que, a la menor de su prole, jubilada por enfermedad nerviosa, y habitante del consejo popular Mícara no le administren el medicamento.

También le preocupa la protección de sus nietos, pero los medios de prensa –muy seguidos por ella- afirman que entre agosto y septiembre tendrán los resultados de los ensayos clínicos en La Habana y Camagüey, y eso le da esperanzas, dijo.

Deseosa de completar las tres inyecciones, extremará los cuidados en el hogar, devenido hace poco más de 18 meses una burbuja para ella y su viejo (esposo) de la que nunca salen, aunque esta vez hay un motivo especial: la vacunación.

Lea más:

La septuagenaria reconoció a los hacedores de estos productos, convencida que Abdala y las Soberanas ayudarán al país a salir de este terrible momento, e instó a los cubanos a reforzar las medidas indicadas por los especialistas para contener la propagación.



Asimismo, recordó al Comandante en Jefe Fidel Castro por fomentar la creación de instituciones científicas y potenciar la formación de los recursos humanos para trabajar en ella, frutos que se recogen en la actualidad.

Agradeció al personal de la salud por su encomiable labor durante este lapso, su arrojo frente a un enemigo invisible y las muestras de dolor por el deceso de alguien, pese al esfuerzo por salvarlo, evidencia del humanismo y compromiso con la vida que distingue a los profesionales del sector.

Mercedes Díaz forma parte de los 23 mil mayariceros que desde el sábado último reciben la vacuna obtenida por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, de 92,28 por ciento de eficacia en la prevención de la COVID-19 sintomática, cuyo resultado la ubica entre las punteras del orbe.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar