Tributan oxígeno medicinal con estabilidad a centros asistenciales de la provincia de Cienfuegos

 0820-oxígeno-medicinal.jpg

Cienfuegos, 20 ago (ACN) Unos 250 cilindros de oxígeno medicinal distribuye diariamente la Planta de Gases Industriales de la provincia de Cienfuegos, luego de cada jornada nocturna, que mantiene en pie a más de integrantes de ese colectivo responsabilizado con tributar el aire vital en medio de la pandemia de la COVID-19.

Alian Sosa Zúñiga, director en funciones de esa entidad ubicada en el municipio de Palmira, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que en cuanto llega el oxígeno líquido, alrededor de unos mil 500 litros, comienzan a depositarlos en el tanque criogénico para pasarlo a la planta gasificadora, a fin de convertirlo en gas y envasarlo a presión en los cilindros.

La industria inaugurada en 1992, puede gasificar hasta 700 botellones, ello en dependencia de la cantidad de materia prima recibida.

Con 40 trabajadores en plantilla, Sosa Zuñiga explicó que parte de la fuerza laboral está afectada por la COVID-19, por ello a los 15 estibadores activos se les unió un grupo de apoyo de 20 obreros pertenecientes a varios sectores de esa localidad cienfueguera, a fin de mantener activa la planta y los suministros.

También han recibido el respaldo con equipos automotores de otras entidades como la termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, Base de Carga Provincial, Azcuba y la ENA, para completar un parque de siete camiones vinculados a la distribución del oxígeno a todos los centros de salud del territorio cienfueguero.

Lea aquí: La humana y solidaria historia del oxígeno compartido en Cienfuegos

Indicó que además de transportar botellones hacia el Hospital provincial Gustavo Aldereguía Lima, allí cuentan con una pequeña unidad, en la cual laboran cuatro operadores, para atender la tributación central de oxígeno a las diferentes salas.

Alian, quien además se encarga del área tecnológica del proceso industrial, resaltó la labor del colectivo, integrado por operadores de la línea de llenado, y de gasificación, estibadores, choferes y mecánicos, que permanecen día y noche en la planta para conservar activa la línea y en buena disposición técnica el transporte.

Y es que todos están conscientes de la imperiosa necesidad de mantener el flujo de oxígeno en los momentos más altos del pico pandémico del territorio, porque ello es sinónimo de salvar vidas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar