Abdala: Una mamá vacunada y la leche materna, dos escudos de amor

Abdala: Una mamá vacunada y la leche materna, dos escudos de amor

Las Tunas, 6 ago (ACN) Por vez primera desde que la pequeña Mar llegó al mundo, Zoila Pérez se escapa de la burbuja que junto a Félix Anazco han construido para protegerla y protegerse del coronavirus SARS-CoV-2, el motivo es la vacuna cubana Abdala y la alegría de iniciar el camino hacia la inmunización contra la COVID-19.

Mar cumple hoy seis meses y desde su nacimiento es Félix quien sale al exterior (de la burbuja) extremando cuidados para que nada le impida disfrutar a plenitud de su paternidad, mientras Zoila, madre primeriza, se queda en casa segura de que esa burbuja y la leche materna exclusiva son los mejores escudos de amor para mantener sana a la niña.

Venía temblando por la calle, desde hace demasiados días me hacen temblar los lugares concurridos, pero hoy empieza mi camino hacia la inmunidad que es también garantía para la de Mar, expresó Zoila.

La cura para el temblor es reencontrar y saludar -apenas con un gesto- a gente querida de mi barrio, y volver a mi escuela, y hallar a una maestra de entonces en la organización del vacunatorio (punto de vacunación), dijo tras recibir su primera dosis de Abdala en el sitio clínico que funciona en la escuela primaria Toma de Las Tunas, uno de los 105 establecidos en el municipio de Las Tunas para el proceso de aplicación masiva de la vacuna anti-COVID-19.

Antes de escapar de la burbuja dejó tres onzas de leche materna para que el papá de Mar y la tía Claudia Pérez dispusieran de ese calmante natural en caso de que ella demorara, la leche que ha sido antídoto ante el llanto a media noche o el malestar por alguna situación de salud de la pequeña.

Zoila se sabe partidaria de ese credo que reza que lactar es amar y de lo especial que es ese vínculo para la familia, pues según Unicef Cuba, la lactancia propicia mayor unión y estabilidad, aporta todos los nutrientes y el agua necesarios para un crecimiento y desarrollo adecuados del bebé, defiende de catarros, neumonía, diarreas, otitis media e infecciones urinarias, constituye la primera vacuna y fortalece el sistema inmunológico, entre otras ventajas.

La cura ante los temores que ha sembrado la COVID-19 en la vida de Zoila y Félix en aras de proteger a la pequeña Mar, es la seguridad de que aunque la capital provincial es la beneficiada en un primer momento con la vacunación masiva para mayores de 19 años, en todos los municipios de Las Tunas ya reciben la primera dosis del inmunógeno dos mil 380 embarazadas y más de cuatro mil madres con infantes en el período de lactancia.

Desde el 29 de julio último empezó a escribirse en Las Tunas este capítulo de amor con Abdala, una historia que habla de la unidad comunitaria y de los esfuerzos comunes para vacunar a más de 159 mil personas de las cinco áreas de salud de este municipio, epicentro de la pandemia en esta provincia del oriente cubano.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar