Recuperados más del 80 por ciento de los pacientes con COVID-19

0712-presidente-cubano.jpg

La Habana, 12 jul (ACN) Pese a la campaña de descrédito generada en los últimos días para poner en duda el enfrentamiento de Cuba a la pandemia de COVID-19, el sistema de salud cubano logra la recuperación de más del 80 por ciento de los enfermos y a las dos terceras partes de los pacientes graves por esa enfermedad, manifestó hoy el Presidente Miguel Díaz-Canel.

Los datos desbaratan las calumnias, declaró el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República al referir que la mayor de las Antillas mantiene menos casos por millón de habitantes que América y el mundo, aun cuando sufre el peor rebrote desde el comienzo de la pandemia.

El mandatario cubano, en comparecencia conjunta de radio y televisión, señaló el reto que ha significado para el país combatir la virulenta enfermedad en medio del desabastecimiento y de los intentos del gobierno de Estados Unidos de cortar las fuentes de divisas, como parte del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que impone a Cuba.

Agradecemos, subrayó, a quienes de manera solidaria se preocupan por Cuba, pero condenamos a los que hipócritamente piden intervención humanitaria, que sabemos termina siendo una intervención militar y constituye un discurso de doble rasero injerencista.

Lea aquí:

Díaz-Canel aseguró que lo fundamental en esta batalla por la vida es preservar la salud del pueblo; muestra de ello es el perfeccionamiento de los protocolos de actuación, el trabajo del personal de salud y de los científicos, que crearon la primera vacuna anti-COVID-19 de América Latina, Abdala, y otros cuatro candidatos vacunales, dijo.

El actual pico de la pandemia impone mayores problemáticas, como el crecimiento del número de casos que pone en tensión las capacidades hospitalarias, por ello la decisión en algunos territorios, como Matanzas, de efectuar el ingreso domiciliario de enfermos con COVID-19 si las condiciones lo requieren.

Sobre lo anterior, el Presidente cubano enfatizó que urge elevar la responsabilidad familiar para que el aislamiento domiciliario de los positivos en virus SARS-CoV-2 sea efectivo y que la cantidad de enfermos en una casa no se multiplique.

Mayores niveles de contagio implican mayores recursos humanos para la atención hospitalaria, más consumo de medicamentos (en medio del déficit y la carencia de fármacos) y ampliar las capacidades en las unidades de cuidados intensivos ante el incremento de los cases graves y críticos.

Desde el inicio de la pandemia en el país, en marzo de 2020, Cuba puso en marcha un plan nacional para el enfrentamiento de la COVID-19 que ha demostrado se efectividad en el tiempo con la participación de todos los sectores y organizaciones del país.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar