Experto destaca aportes del CIGB a la lucha de Cuba contra la COVID-19

Experto destaca aportes del CIGB a la lucha de Cuba contra la COVID-19

 La Habana, 1 jul (ACN) El doctor en Ciencias Jorge Valdés Hernández, vicedirector general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), destacó hoy el aporte de esta institución al enfrentamiento de la pandemia de COVID-19 en Cuba.

A propósito del aniversario del centro, manifestó en declaraciones exclusivas a la Agencia Cubana de Noticias que entre los momentos más importantes de la institución en sus 35 años de fundada se encuentra el desarrollo del candidato vacunal anti-COVID-19 Abdala, con una eficacia de 92,28 por ciento en su fase III de ensayos clínicos.

 

En muy pocas ocasiones un profesional de la industria biotecnológica y farmacéutica puede, en tan poco tiempo, crear, probar, producir y poner un fármaco a disposición de la población y este es un gran suceso que por lo general demora entre 10 y 15 años en lograrse.

Leer más:

De igual forma, precisó que en estos más de 15 meses de enfrentamiento a la COVID-19 el sistema productivo del CIGB, de conjunto con el Centro Nacional de Biopreparados y los Laboratorios Aica, han estado a plena capacidad para producir los medicamentos necesarios.

Expresó que desde la llegada al país del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, comenzó la fabricación de los antivirales Heberon Alfa R y HeberFERON, los cuales posibilitan eliminar en un corto periodo el virus del organismo, también se ha utilizado el factor de transferencia, modulador que prepara las defensas para combatir la enfermedad.

 

Asimismo, desarrollaron Jusvinza, inmonomodulador empleado en los pacientes graves y críticos que disminuye la tormenta de citoquinas -complicación más terrible durante el curso de la COVID-19- por lo que el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos le otorgó un autorizo de uso de emergencia y se ha utilizado en pacientes de todo el país, subrayó Valdés Hernández.

Leer más:

Reconoció que el colectivo del CIGB está comprometido con continuar obteniendo resultados en la producción de medicamentos y vacunas para dar solución a los problemas de salud de la población cubana y que puedan emplearse en otras partes del mundo.

 

Desde la obtención del primer interferón cubano en 1981 y con la creación del centro en 1986, por el Comandante en Jefe, Fidel Castro, cada año se han lanzado nuevos productos, por lo que la institución llega a su aniversario 35 con amplia experiencia profesional y productiva, insistió.

A finales de la década de los 80 e inicios de los 90 se obtuvo, a través de la tecnología del ADN recombinante, el factor de crecimiento epidérmico, el interferón alfa 2b, el interferón gamma y la vacuna anti-hepatitis B, de ahí que se consolidara el uso de esta plataforma.

 

El CIGB es una de las primeras Empresas de Alta Tecnología en Cuba y entre sus principales líneas de trabajo se encuentran la obtención por vía recombinante de proteínas y hormonas, vacunas y medios de diagnóstico, la producción de anticuerpos monoclonales, el aprovechamiento de la biomasa y su transformación por vía quimicoenzimática y la micropropagación de células y cultivos de tejidos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar