Confían en eficacia de Abdala estudiantes de Ciencias Médicas de Cienfuegos

Confían en eficacia de Abdala estudiantes de Ciencias Médicas de Cienfuegos

Cienfuegos, 21 jun (ACN) Anaily Chacón Díaz y Jesús Manuel Enseñat Rojas, estudiantes de Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas (UCM) de la provincia de Cienfuegos, mostraron su confianza en la eficacia de Abdala, al brindar recientemente su hombro para la administración de las tres dosis de ese candidato vacunal cubano anti COVID-19.

Anayli Chacón Díaz, quien cursa el segundo año de la carrera, manifestó a la Agencia Cubana de Noticias su orgullo tras haberse vacunado porque esos bulbos evidencian la capacidad de los científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, quienes en tan corto tiempo y con escasos recursos desarrollaron este proyecto.

La también vicepresidenta de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la UCM resaltó que ahora todos debemos mantener estrictamente las medidas higiénico sanitarias y la conciencia de que el virus está presente.

Lea más:

Por su parte, Jesús Manuel Enseñat Rojas, de tercer año, expresó que inocularse con Abdala es otro ejemplo de las tareas adoptadas como joven revolucionario de estos tiempos, más si es para velar por la salud de todos.

Esta vez me tocó extender el hombro para probar la efectividad del candidato y no dudo de los buenos resultados que tendrá, como siempre los han obtenido los hombres y mujeres de ciencia del país, dijo el miembro de la FEU de la UCM.

Agregó que la responsabilidad asumida por ellos es impresionante porque Cuba no cuenta con equipos sofisticados a causa del bloqueo de Estados Unidos, pero sabemos que los médicos y científicos formados en la isla tienen muy buena preparación y con poco hacen mucho.

Junto a otros dos mil 200 alumnos de la UCM del territorio, Chacón Díaz y Enseñat Rojas recibieron Abdala y, de igual modo, dieron el paso al frente para apoyar este proceso de vital importancia, al centrar sus esfuerzos en la elección del estudiantado que ayudó a los doctores y enfermeros en los vacunatorios habilitados para ese fin.

Enseñat Rojas señaló que el cumplimiento de esa misión, además de un deber, fue un honor porque pudo aportar su granito de arena en el enfrentamiento a la pandemia.

Y es que estos dos futuros integrantes del ejército de batas blancas han estado presentes en todas las tareas convocadas para luchar contra el nuevo coronavirus, primero conjugando el estudio a distancia con las pesquisas activas en las comunidades, y luego al desempeñar otras funciones.

Confían en eficacia de Abdala estudiantes de Ciencias Médicas de Cienfuegos

En el caso de Anayli, ejerció diversas labores en la zona roja de su propia Casa de Altos Estudios, donde colaboró como pantrista, mensajera, fumigadora y en todo lo necesario.

Fue un trabajo fuerte, pero lo hice con gusto para demostrar que con la juventud sí se puede contar; asimismo, lo considero una experiencia inolvidable y cuando cuento mis anécdotas muchos compañeros se motivan para entrar a la primera línea de combate, apuntó.

Mientras que Jesús Manuel, alumno ayudante de la especialidad de Ortopedia y Traumatología, formó parte del grupo encargado de digitalizar las estadísticas de la epidemia e introducirlas en la base de datos Andariego.

En Cienfuegos la inmunización con Abdala comenzó el pasado mes de mayo y estaba prevista la inoculación de más de 20 mil 600 trabajadores, educandos y profesores de las Ciencias Médicas en esta provincia.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar