All for Joomla The Word of Web Design

Garantizan en Camagüey atención a pacientes asintomáticos con COVID-19

 

 Villa Azucarera

Camagüey, 26 feb (ACN) Con el cumplimiento de los protocolos dispuestos por el ministerio de Salud Pública, la Villa Azucarera, una instalación recreativa, funciona en esta ciudad como centro para el tratamiento de casos positivos al nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, sin manifestación de síntomas.

Desde el dos de enero último, en la institución habilitada para la extensión hospitalaria se atendieron poco más de 200 pacientes, 168 de ellos ya recibieron el alta clínica, al obtener un resultado negativo en la prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa), realizada para evaluar su evolución.

La unidad dispone de 41 plazas para la asistencia de los enfermos y en estos momentos 32 permanecen ocupadas, refirió a la ACN Noslando Ramos González, su coordinador por la parte de la dirección de Salud Pública.

Especificó que se ha mantenido casi a plena capacidad en los últimos días, dado al incremento del número de contagiados con la peligrosa enfermedad registrado en la provincia de Camagüey.

Un equipo multidisciplinario integrado por siete doctores, seis enfermeros, y un licenciado en Laboratorio Clínico y otro en Imagenología, garantiza una esmerada atención médica a los allí ingresados y el seguimiento correspondiente a quienes presentan comorbilidades asociadas.

 Villa Azucarera

Los profesionales laboran distribuidos en tres grupos de trabajo, cada uno en turnos de 24 horas, periodo durante el cual desarrollan el chequeo de los signos vitales a los pacientes con frecuencia, e indagan sobre el estado de salud de ellos.

El joven galeno Camilo Fernández Céspedes comentó que los infectados con el patógeno asintomáticos reciben cuatro dosis del preparado biotecnológico cubano Interferón, el primero, el cuarto, el séptimo y el noveno día de su estancia, de acuerdo a los protocolos establecidos.

Al quinto día se les efectúa el examen de PCR y de ser negativo les es otorgada el alta clínica, con el seguimiento por los especialistas de su área de salud, y posteriormente se les repite el test de biología molecular para el alta epidemiológica.

De culminarse el tratamiento con interferón al noveno día y el paciente sigue resultando positivo al virus, se procede entonces a la aplicación del Nasalferón, con dosis de dos gotas nasales, cada 12 horas y por cinco días, abundó Fernández Céspedes.

Hasta el momento los allí internados mantienen una evolución satisfactoria y, en caso de presentar uno de ellos algún signo de la enfermedad o complicación, es remitido hacia una de las unidades hospitalarias determinadas para el enfrentamiento a la COVID-19, luego de una previa valoración del facultativo.

 Villa Azucarera

Además de cumplir las normas higiénicas dispuestas como el uso del nasobuco, el lavado de las manos y el distanciamiento físico, los pacientes deben permanecer dentro de las habitaciones, en donde reciben también los alimentos.

Por su parte, Gerardo Florat White, director de la Villa Azucarera, detalló que un trabajador de la unidad, ubicado dentro de la zona roja durante dos semanas, es el encargado del servicio de alimentación en varios horarios del día, en tanto, otro miembro del colectivo apoya el quehacer de ese facilitador.

Anteriormente con el comienzo de la pandemia en el país en marzo de 2020, la instalación funcionó como centro para el descanso de profesionales de la salud vinculados a la asistencia directa a pacientes de COVID-19.

Actualmente la región agramontina en instituciones hospitalarias cuenta con 521 camas para atender casos de enfermos de COVID o sospechos

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar