Servicio de neonatología redobla vigilancia epidemiológica en Pinar del Río (+Fotos)

0215-neonatologia-pinar.jpg

Pinar del Río, 15 feb (ACN) Evitar contagios de COVID- 19 en recién nacidos constituye prioridad en el servicio de Neonatología del hospital provincial Abel Santamaría Cuadrado, de Pinar del Río, por lo que se redobla la vigilancia epidemiológica y refuerzan los protocolos sanitarios.

Infantes menores de 28 días son atendidos en la sala de la institución pinareña por presentar diferentes patologías o condiciones de bajo peso al nacer e inmadurez fetal, de ahí lo sensible de las prestaciones y la importancia de cumplir las medidas concebidas para proteger a niños y al personal que allí labora.

La doctora Yamila Salgado Caraballo, especialista de primer grado en Neonatología, explicó a la prensa que en condiciones normales se trata de un servicio cerrado, con entrada limitada solo para quienes trabajan en el lugar y médicos de otras especialidades, en caso de requerir algún neonato una interconsulta.

Desde que comenzó la pandemia redoblamos todos los protocolos en aras de que ningún recién nacido sea contagiado con la enfermedad; por eso la prohibición de entrada de personal sanitario con síntomas respiratorios, la colocación de pasos podálicos y la desinfección de manos con hipoclorito de sodio y alcohol en cada cubículo, precisó.

Asimismo, disponen de un vigilante de epidemiología las 24 horas para ayudar en el reforzamiento y cumplimiento de las medidas –acotó--; en tanto, cada bebé cuenta con una enfermera asignada en pos de impedir que manipule a otro.

0215-neonatologia-pinar1.jpg

Destacó el trabajo de educación con las madres, además del uso constante de mascarillas por parte de ellas y del personal.

Cinco niños han resultado sospechosos de COVID- 19 hasta la fecha, los cuales se han atendido en cubículos aislados, con personal a tiempo completo que no examina a otros mientras atiende a los sospechosos, dijo Salgado Caraballo.

María Teresa Machín López-Portilla, jefa del Programa Materno Infantil en Pinar del Río, aseguró que la provincia tiene el reto de reducir la tasa de mortalidad infantil (hoy de 10. 9 por cada mil nacidos vivos) y evitar el virus SARS- CoV- 2 en recién nacidos.

Resaltó en ese sentido el trabajo integrado de las atenciones primaria y secundaria de salud, toda vez que frenar el contagio de personas en edad pediátrica constituye prioridad hoy en Cuba y en la provincia.

Llamó a extremar los cuidados de neonatos, lactantes, embarazadas y puérperas en la comunidad, sobre todo cuando son egresados de las unidades hospitalarias.

Principalmente con el neonato se deben cumplir las normas establecidas para prevenir la pandemia, y ello incluye evitar las visitas a los hogares, reflexionó.

0215-neonatologia-pinar2.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar