All for Joomla The Word of Web Design

Salud cubana en Bakú: agradecimiento en todos los idiomas (+Fotos)

0601-Colaboradores_2.jpg

Matanzas, 6 ene (ACN) Pacientes, médicos y paramédicos nos agradecen en español, inglés, ruso y azerí, verlos salir recuperados de la terapia es lo más bonito que he vivido aquí, expresó la enfermera cubana Ana Ilsa Sardina Ferrera, quien enfrenta la COVID-19 en Bakú, capital de Azerbaiyán.

La intensivista de 49 años de edad, y procedente de la provincia de Matanzas, es protagonista del noble empeño de salvar vidas como parte de una brigada médica del contingente Henry Reeve que labora en el país euroasiático desde julio último, debido a la actual situación sanitaria.

Comenzamos en un hospital improvisado en un estadio olímpico, luego en el hospital # 1 de Bakú llamado Semashko, y seguidamente en un centro llamado Yeni Klinika con tecnología de punta donde me mantengo hoy, declaró a la Agencia Cubana de Noticias la veterana internacionalista, con experiencia previa en Trinidad y Tobago.

Desde el principio atendimos a pacientes críticos con COVID-19 y sospechosos graves, es un reto lidiar con las jornadas tan extenuantes y el frío; a pesar de la barrera del idioma las relaciones entre el personal de Cuba y Azerbaiyán son las mejores, refirió vía Whatsapp.

Tengo 28 años de experiencia como enfermera intensivista y nunca había visto tantas personas morir en cuestión de horas, lo mismo por déficit de oxígeno o de camas, vi hijos desesperados que trataban de comprar máscaras para ventilación a elevados precios, la pandemia no distingue entre ricos y pobres, relató.

 

0601-Colaboradores_1.jpg

Era muy triste llegar al hospital y ver muchos cuervos entre los pinos, para mi representaban la muerte, creo que esas aves presentían la gran cantidad de fallecidos; las muertes disminuyeron a partir del apoyo cubano, comentó emocionada la colaboradora.

No solo la mía sino todas las familias cubanas sienten orgullo de tener hijos que dan lo mejor de sí para salvar vidas ante esta pandemia; mis familiares me escriben a diario dándome ánimo, sin ese apoyo los trabajadores de la salud no podríamos asumir esta tarea fuera del hogar, reconoció Ana Ilsa, quien pertenece al equipo del hospital pediátrico provincial de Matanzas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar