All for Joomla The Word of Web Design

Desde la propia concepción de un hijo en Cuba se garantiza el derecho a la vida

 

1210-embarazadas.jpg


La Habana, 10 dic (ACN) En el Hogar Materno Doña Leonor Pérez Cabrera, de La Habana Vieja, se respira una tranquilidad maravillosa y las futuras madres no dejan de seguir las instrucciones médicas, sobre todo cuando la obstetra pasa revista para no perder ni un detalle y solucionar a tiempo cualquier problema que surja.

Como parte del protocolo de enfrentamiento a la COVID-19, esa institución del centro histórico de la capital redujo los ingresos, al disponer ahora de 34 camas de 50 que tenía, pero nadie se quedó sin atención porque con esas se han cubierto las necesidades de la etapa.

Si hubieran hecho falta más ya estaban preparadas las condiciones en otras unidades asistenciales, aseveró a la Agencia Cubana de Noticias la licenciada Mairel Leyva, jefa del departamento de Enfermería del mencionado hogar materno, de referencia nacional.

Adrianny Cutiño, una joven de 23 años, primeriza, contó a la ACN que por tener la hemoglobina baja estará allí hasta las 36 semanas, por el bien de su bebé como refiere, y destaca el esmerado cuidado que al igual que las restantes embarazadas ella ha recibido desde su llegada hace tres meses al Doña Leonor Pérez Cabrera, donde con mucha dedicación y amor su personal de salud rinde honores a esta valerosa mujer que trajo al mundo al Héroe Nacional José Martí.

Cutiño es enfermera de Terapia Intensiva en el Instituto de Neurología y Neurocirugía, cursa el segundo año de la Licenciatura en esa rama, y manifiesta sentirse muy feliz y contar con el apoyo de su esposo y la familia.

Pero insiste en el agradecimiento al colectivo del hogar materno, pues me ha hecho sentir muy bien y no me ha faltado nada, afirma.

En realidad en Cuba los derechos humanos están al alcance de todos los ciudadanos, incluso desde la concepción, en que tanto la madre como el feto reciben un cuidado especializado desde los primeros momentos tal cual lo contempla el Programa de Atención Materno Infantil (PAMI), del Ministerio de Salud Pública.

Este se cumple con éxito a pesar del genocida bloqueo de los Estados Unidos contra la nación antillana, arreciado en los últimos tiempos con la administración de Donald Trump.

Cuba enfrentó la pandemia por la COVID-19 y el PAMI no se detuvo, pues como las demás instituciones asistenciales los hogares maternos continuaron funcionando e ingresando a las embarazadas que presentaban alguna dificultad en aras de que tuvieran un feliz parto, sin complicaciones para la madre y la criatura.

En fin, en la mayor de las Antillas se vela por el derecho a la vida desde la propia concepción de un hijo.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar