All for Joomla The Word of Web Design

Mejoran los números, pero que no baje la alerta

2809-reunion_covid.jpg


La Habana, 28 sep(ACN) Cuba terminó su semana 29 de enfrentamiento a la epidemia de la COVID-19 con una disminución del 10% de los confirmados en comparación a los siete días anteriores: 407 contra 366. Los mayores aportes a la incidencia siguen estando en La Habana, Ciego de Ávila y Matanzas, que entre las tres acumulan el 92,9% de los casos del país.

Así lo presentó este lunes la viceministra de Salud Pública, Regla Angulo Pardo, en el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno — que encabezan el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el vicepresidente Salvador Valdés Mesa, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz — al comenzar la nueva semana de lucha contra una enfermedad que en el territorio nacional ha sido detectada en cinco mil 483 personas, 26 de ellas en la más reciente jornada.

En la nación, explicó Angulo Pardo, permanecen ingresadas siete mil 824 pacientes para atención y vigilancia de la COVID-19, tanto en hospitales como en centros destinados al aislamiento de contactos, sospechosos de padecer la enfermedad y viajeros que arriban al país. De esa cifra, 572 son los diagnosticados con el SARS-CoV-2 en estos momentos. El 99,1% con una evolución estable; en tanto, dos personas se encontraban en condición crítica de salud y tres en estado grave.

Los 26 nuevos confirmados correspondieron a las provincias de La Habana, Ciego de Ávila, Artemisa, Matanzas y Sancti Spíritus, cuyos gobernadores rindieron cuenta a la dirección del país.

Sobre la capital se conoció que, hasta el cierre de la semana pasada, el promedio de casos por día en septiembre es de 27,9, contra 31,8 en el mes anterior, lo que representa una disminución del 12,3% en la intensidad de transmisión de la COVID-19. Aunque en los 15 días previos se detectaron casos autóctonos en todos sus municipios. A consideración del Ministerio de Salud Pública, se aprecia estancamiento en el control de la epidemia en las últimas cinco semanas.

Particularmente acerca de lo sucedido este lunes, el gobernador Reinaldo García Zapata comentó que los 16 casos notificados formaron parte de una muestra de dos mil 900 pruebas PCR. Todos ellos, dijo, con fuente de infección conocida. Solo uno de esos enfermos salió de la pesquisa en grupos de riesgo, el resto estaba aislado con anterioridad.

En la reunión, la viceministra de Salud Pública informó el cierre de dos eventos de transmisión local en La Habana, correspondientes a Molinos IMSA, del municipio de Regla, y Párraga, en Arroyo Naranjo. A la par, agregó, se abrió uno nuevo en el Centro de Elaboración INDAL, de La Habana Vieja, con lo cual la ciudad acumula seis eventos.

De ese hecho, el Gobernador reseñó que estaba siendo tratado como un foco de la enfermedad, pero tras confirmarse 16 casos se decidió atenderlo como un evento de transmisión, en el que se ha estudiado con pruebas PCR a un universo de 190 personas.
García Zapata explicó que indisciplinas de sus directivos y violación de las medidas indicadas incidieron en el aumento de los positivos en ese lugar.

Al respecto el Presidente Díaz-Canel volvió a insistir en la necesidad de ser disciplinados para acabar de cortar el contagio en la capital. Cada vez que vamos saliendo de la situación más compleja, consideró, ocurren uno o dos eventos nuevos, y así nunca terminaremos.

“Era tiempo suficiente para que todo el mundo entendiera que no puede haber negligencia y eso nos atrasa el momento en que podemos tomar otras determinaciones con La Habana”, destacó el Jefe de Estado.

Con poco más de mil 500 pruebas PCR procesadas, Ciego de Ávila reportó seis nuevos positivos a la COVID-19 este lunes, cifra inferior a otros días pero que no significa que la situación esté controlada. Al valorar lo que sucedió hasta la semana pasada en ese territorio, Regla Angulo Pardo significó que “el promedio de casos por día de la provincia en septiembre es de 15 contra 0,46 en el mes anterior”.

Desde el inicio del rebrote hasta la fecha, precisó, se han diagnosticado 403 casos, pertenecientes a los 10 municipios, aunque las cifras más altas están en Ciego de Ávila, Majagua, Venezuela, Morón y Baraguá.

De esa situación epidemiológica, el gobernador Tomás Alexis Martín Venegas apuntó que se mantienen 188 personas activas con el virus, 184 de ellas atendidas en los hospitales de Camagüey. Se han otorgado 201 altas clínicas; mientras una persona permanece en estado crítico y dos graves. En el día, dijo, no se reportó ningún fallecimiento.

En la provincia avileña permanecen abiertos seis eventos de transmisión local: tres en instituciones y tres en la comunidad. Acerca del contagio generado en el hospital Roberto Rodríguez, de Morón, acotó el Gobernador que desde hace 23 jornadas no reporta nuevos casos y en consecuencia se analiza su cierre por las autoridades de Salud.

Dando seguimiento a lo planteado en la reunión del Grupo Temporal que se realizó el pasado sábado, Martín Venegas informó que habían concluido las labores constructivas en el nuevo laboratorio de biología molecular de Morón y se estaba montando el equipamiento para comenzar a analizar pruebas PCR próximamente.

Desde Matanzas — donde el promedio de casos por día en septiembre es de 3,5 contra 1,5 en el mes anterior — se conoció que se confirmó un nuevo positivo en el evento de transmisión de Santa Marta, del municipio de Cárdenas, que acumula 53 casos. En el otro evento local, dijo el gobernador Mario Sabines Lorenzo, que corresponde a las obras constructivas del Turismo, se han estudiado con PCR más de cinco mil personas y hasta el momento contabiliza 69 enfermos.

Sabines Lorenzo comentó que en la provincia se cierran los focos que había en la ciudad de Cárdenas y se concentran los esfuerzos en los dos eventos de transmisión local. En lo concerniente a los constructores, indicó, se han desinfectado campamentos, obras y viviendas en las que viven los confirmados. En ese evento, apreció, la tendencia es al control.

Sobre Sancti Spíritus, la viceministra de Salud Pública expuso que se han diagnosticado 41 casos en septiembre —40 autóctonos —, contra cinco importados en el mes anterior. Los positivos pertenecen al municipio capital, Trinidad, Yaguajay, Jatibonico y Taguasco. En la semana que recién terminó los casos decrecieron en un 55%.

La gobernadora Teresita Romero Rodríguez señaló que los dos eventos de transmisión local abiertos en la provincia, uno en la comunidad Bernal del municipio de Jatibonico y otro en el hotel trinitario de Costa Sur, tienden al control luego de algunos días sin casos. Las atenciones se centran, fundamentalmente, en el nuevo foco de la ciudad cabecera que ha confirmado ocho positivos y donde se han aplicado medidas restrictivas en varias manzanas para que el virus no se propague.

Artemisa también notificó un nuevo caso en el foco de Las Terrazas que, según aseguró el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez, está controlado y se le da seguimiento. Así también lo estimó el MINSAP que en voz de su viceministra, consideró que “la provincia presenta una disminución en la incidencia de casos en las últimas tres semanas y es un territorio que evoluciona al control”.

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar