Noticia infortunada de Sancti Spíritus

 

0909-jatibonico.jpg

Sancti Spíritus, 9 sep (ACN) El doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología de Cuba, dio esta mañana la infortunada noticia: cuatro personas fueron confirmadas al cierre del martes en la provincia de Sancti Spíritus como positivas en coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Desde hacía más de cuatro meses este territorio no registraba ningún caso autóctono de la terrible enfermedad que azota al mundo este año, lo cual constituía un sano orgullo de los espirituanos, quienes así lo revelaban en conversaciones familiares y entre amigos, incluso algunos que no pertenecen a la demarcación también se regocijaban con ese logro.

Pero las circunstancias jugaron aquí una mala pasada; lo que estaba dentro de las probabilidades, teniendo en cuenta que Sancti Spíritus colinda con la provincia de Ciego de Ávila, en la que la pandemia se ha hecho sentir en los últimos días con vehemencia, además de que otros territorios, en el occidente de Cuba, igual padecen el mal.

Esa situación obligó al Consejo de Defensa Provincial a extremar las medidas higiénico-sanitarias en Sancti Spíritus, territorio que desde mediados de julio se encuentra en la tercera y última fase de la primera etapa pos-COVID-19.
Recientemente tres personas del municipio Jatibonico realizaron una visita familiar a la vecina Ciego de Ávila, donde adquirieron el virus al tener contacto con un contagiado; la cuarta es una espirituana procedente de Cárdenas, en Matanzas, quien luego de su arribo a la provincia resultó positiva por SARS-CoV-2.

Fue Sancti Spíritus, y más exactamente la ciudad de Trinidad, la que puso a Cuba en estado de alerta al detectarse en esa urbe los tres primeros casos de COVID-19 en el archipiélago, cuando tres turistas italianos dieron positivo en la prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) el pasado 11 de marzo.

En Sancti Spíritus han aparecido en estos seis meses 72 casos de COVID-19, con seis fallecidos por esa causa, pero las autoridades de salud y los profesionales de este sector no han cejado en su empeño por contrarrestar la pandemia.

También la población ha colaborado, cumpliendo las medidas orientadas por el Ministerio de Salud Pública y las estructuras políticas y de gobierno, junto a los consejos de Defensa Provincial y municipales, que han exigido control y disciplina.

Como coincidieron en expresar a la Agencia Cubana de Noticias los doctores Manuel Rivero Abella, director de Salud en el territorio, y Carlos Ruiz Santos, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, más que lamentar los últimos casos, se impone continuar redoblando la vigilancia epidemiológica y clínica.

Ante la sospecha de síntomas del mal están destinados en Sancti Spíritus varios centros de aislamiento; además se prosigue la pesquisa activa en la Atención Primaria de Salud.

El uso del nasobuco (mascarilla) y el distanciamiento físico en lugares públicos constituyen exigencias en estos momentos, máxime cuando muchos de los casos descubiertos se mantienen asintomáticos.

Esta es una batalla no solo del personal médico y técnico del sector sanitario, sino de todos los ciudadanos y todos los días, únicamente así podrá evitarse que sea mayor el contagio, para que Cuba pueda tener éxito en el enfrentamiento a una dolencia tan peligrosa, que cotidianamente cobra miles de vida en todo el orbe.

El Ministerio cubano de Salud Pública reportó hoy 82 nuevos casos positivos en coronavirus, para un acumulado de cuatro mil 459 en el país, 104 fallecidos y tres mil 727 recuperados.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar