All for Joomla The Word of Web Design

Presencia de la medicina verde en farmacias de Ciego de Ávila

3006-medicina-verde.jpg


Ciego de Ávila, 30 jun (ACN) El empleo de fármacos elaborados a partir de plantas, además de ganar espacio en Ciego de Ávila por la probada eficacia en diferentes patologías, es una opción viable del país ante la traba que impone el bloqueo en la compra de materia prima para producir medicamentos.

En lo que va de año la demanda de fitofármacos se disparó en los establecimientos de la provincia, informó a Invasor digital Joaquín Luis Campos Fuentes, administrador del Centro de Producción Local de Medicamentos de Ciego de Ávila.

Explicó que esa acogida no es solo por la escasez de medicamentos provenientes de la industria, sino porque las personas han ganado en cultura sobre el empleo de estos productos, cuyas reacciones adversas y contraindicaciones son menores, resultan menos costosos y su venta es liberada.

Refirió Campos Fuentes que la distribución en la red de farmacias se realiza según la existencia que se tenga y las solicitudes de los diferentes surtidos.

En los meses de marzo y abril tuvieron que potenciar la producción de jarabes anticatarrales para dar respuesta a los pedidos de los avileños ante el alza de las enfermedades respiratorias y la amenaza primero, y la presencia después, de la COVID-19, comentó al sitio web María Irene Ligondes Guardado, especialista de producción de este laboratorio.

Durante ese período, trabajando en dos turnos, lograron producir más de 214 mil 700 frascos de 120 mililitros de jarabes de aloe, naranja, cebolla, orégano, imefasma, además del propóleo melito.

Elaboran también otros medicamentos que no estaban planificados, como el jarabe de caña santa, la tintura de pino macho, la cañandonga pincelada, y el propodal pincelado al cuatro por ciento para desinfecciones.

La licenciada Nilda Guerra Padrón, administradora de la Farmacia Homeopática avileña, expresó que al principio recibían muy pocos clientes y las ventas eran muy bajas, sin embargo, el panorama cambió en la medida que la información y el uso convencieron de que estos productos también curan.

Otro ejemplo de que Ciego de Ávila se ha convertido en una plaza para la medicina verde es la aceptación de la sábila fresca, pues se comenzó la venta de 50 pencas semanales y en breve superaron las 400, con una demanda cada vez mayor, aseveró Guerra Padrón.

Al servicio de los avileños hay más de 60 preparados obtenidos de la medicina verde con demostrada efectividad.

Entre esos medicamentos naturales con iguales acciones a los de producción nacional están la cañandonga jarabe por el ácido fólico de cinco milígramo y el fumarato ferroso de 200 milígramos; naranja agría tintura al 20 por ciento, ajo tintura al 20 por ciento y jengibre tintura al 50 por ciento por el ácido acetilsalicílico de 500 milígramos.

También están el Te de riñón que puede sustituir a la furosemida-40 y combinado con la caña santa por la Acetazolamida de 25 milígramos y por la hidroclorotiazida adulto-50 en tableta; aloe crema al 25 y 50 por ciento por el clobetazol en crema; aloe jarabe e imefasma jarabe por el ketotifeno, entre otros.

En el Programa Nacional Cubano de Medicamentos, la medicina verde forma parte y está vista como una herramienta más que cubre tanto la atención primaria como los hospitales, dijo a la Agencia Cubana de Noticias Lisbet Avello Romero, jefa del programa nacional de plantas medicinales.

Hoy el Ministerio de Salud Pública pide al Programa de Plantas Medicinales 42 especies que están dentro del cuadro básico de medicamentos, entre ellas las de mayor demanda son la sábila, el anamú, la muralla, el tilo, la pasiflora y la manzanilla, esta última todavía sin alcanzar sus máximos volúmenes por ser una planta muy exigente, agregó Avello Romero.

El sistema de Salud en la provincia avileña tiene diseñada como estrategia que en cada entrega de guardia en los hospitales y policlínicos se actualice a los galenos sobre la disponibilidad de estos preparados con irrefutables resultados científicos en cada área de atención.

 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar