All for Joomla The Word of Web Design

Más que un amor de estudiante en tiempo de COVID-19 (+Fotos)

 3005-JOVENES_2.jpg

Cienfuegos, 30 may (ACN) A diferencia de como augura la letra de una vieja canción, el amor de estudiante de una pareja de jóvenes cienfuegueros no se terminó con el fin de verano, ni la llegada del otoño, sino que perdura porque han sabido desbrozar entuertos, lejanías, exámenes duros en la carrera de Medicina, y ahora el reto de asumir las pesquisas ante la COVID-19.

3005-JOVENES_4.jpg

Primero llegó él, Jesús Cabrera López, alumno de quinto año de la Universidad Raúl Dorticós Torrado en esta provincia, para tocar puerta por puerta en las 76 viviendas de dos de las manzanas en la jurisdicción del consultorio 7, del Área III de Salud que le correspondió visitar.

Ya muchos vecinos les aguardaban, listos con nasobucos puestos dentro de las casas, para ante el toque del joven abrir la puerta y no hacerlo esperar, responder sus preguntas de rutina y en correspondencia hacerles a él algunas sobre la familia, los estudios, sus proyectos.

A veces más de un miembro de la familia acudía al encuentro para corroborarle que nadie tenía fiebre, ni gripe, esas sintomatologías por las que el chico venía a diario, pero el acercamiento era también para empaparse de un poco de la ternura de aquel muchacho serio y respetuoso.

Una mañana aquel realizador de pesquisa no fue más. En su lugar una jovencita saludaba y achicaba los ojos, donde se adivinaba una sonrisa tras la mascarilla de florecita.

Un gesto de sorpresa y la pregunta “¿Eh y el otro estudiante?”, fue el recibimiento a la chica en cada casa, mas, ella no se inmutó porque la gente prefirieran ver en su puerta a Jesús, por el contrario, seguía con su sonrisa perenne y hasta feliz de que a su antecesor le quisieran tanto en el barrio y respondía a todos: lo enviaron para otro consultorio.

3005-JOVENES_3.jpg

Vecinos al fin, pronto supieron que la nueva estudiante cursa el segundo año de Medicina, se nombra Diana Laura Tirado Cárdenas, tiene 20 años y es la novia de Jesús.

Ambos nacieron en Ciego Montero, la tierra de las aguas medicinales de Cienfuegos, y se enamoraron en el preuniversitario, desde entonces no se separaron nunca hasta que llegó la pandemia, él quedó en la ciudad cabecera y ella en su comunidad natal, contó Tirado Cárdenas.

Meses después se reunieron en la capital provincial, sin interrumpir las pesquisas, porque ahora vienen juntos y se despiden amorosos frente al consultorio, donde cada cual va a lo suyo.

3005-JOVENES_1.jpg

En casa, un tema que no falta es la jornada de la mañana y cómo resultó la visita a las casas, si hay algo nuevo, algún incidente, porque mi temor son los perros y en el entorno donde recorro hay muchos, dijo la joven.

Cuando culmine su carrera, Diana Laura quiere hacer su servicio social en la zona intrincada de las montañas cienfuegueras y luego hacer la especialidad como oncóloga pediátrica.

Por su parte, Jesús quiere ser cardiólogo e integrar la brigada Henry Reeve, para salir a salvar vidas por el mundo.

De algo se han dado cuenta los vecinos: a Jesús y Diana Laura el coronavirus no les ha mermado el amor ni la ternura, sino que tienen mucho más para entregarse ellos y para llevar a cualquier parte del planeta, donde se requiera de sus modestos esfuerzos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar