All for Joomla The Word of Web Design

El doctor Romárico y el amor internacionalista que siembra en la Puerta del Desierto

 2205-argelia_2.jpg

Las Tunas, 22 may (ACN) Saberse continuador de una tradición de entrega internacionalista que comenzó la brigada médica cubana hace 57 años en África es el mayor orgullo del doctor Romárico Rodríguez González (Maquito), coordinador de la tropa de profesionales de la salud que labora en el Hospital Oftalmológico Amistad Argelia Cuba, en la provincia de Djelf, en Argelia.

2205-argelia_1.jpg

Por si quiere darse en saltico por Argelia, específicamente hasta La Puerta del Desierto, le envío estas fotos, así comenzó la comunicación del tunero Maquito con la Agencia Cubana de Noticias, en la que se impuso el reconocimiento a los 91 colaboradores cubanos que están en estos momentos en la institución, sobre todo a sus coterráneas, Odelinda Coba Peña y Lumey Álvarez Cartaya.

A pesar de la presencia del nuevo coronavirus, mantenemos asistencia oftalmológica de urgencia y hospitalización al pueblo argelino, además hemos impartido capacitación a cubanos y pobladores locales, dijo el especialista en medicina interna, quien permanece en el Amistad Argelia Cuba hace alrededor de un año y ocho meses.

2205-argelia_3.jpg

Comentó que la brigada trabaja al máximo en mantenerse activa y en el cumplimiento estricto de las medidas de protección individual y colectiva, para ayudar así a evitar la propagación del virus SARS-CoV-2 en esta área geográfica.

La invitación a dar ese saltico por Argelia desde la osadía de uno de sus protagonistas, confirmó que el Hospital Oftalmológico se inauguró el 19 de abril de 2008 y desde entonces se ha convertido en un puente de amor y colaboración médica y humanista desde la mayor de las Antillas hasta la mismísima Puerta del Desierto.

Rodríguez González, empeñado en garantizar la atención oftalmológica al pueblo argelino y evitar la transmisión de la COVID-19, se debate entre la nostalgia por su tierra, aquí en Las Tunas, y la responsabilidad que lleva su esposa, la doctora Viviana Gutiérrez Rodríguez, como directora de Salud en esta provincia del oriente cubano.

En el doctor Romárico seguramente se forjó el orgullo de sentirse continuador de la labor internacionalista cubana mucho antes de llegar a la Puerta del Desierto, cuando cumplió otras misiones en Dominica y en Timor.

2205-argelia_4.jpg

Ese legado se multiplica ahora con su hijo mayor, Leandro Rodríguez Zellero, quien ya es médico y cumple misión en Venezuela, y el menor, Davel Rodríguez Gutiérrez, en tercer año de esta profesión que separa familias para unirlas en la satisfacción de salvar vidas, en Cuba y en otras partes del mundo.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar