All for Joomla The Word of Web Design

Resaltan misión de cuidar a los ancianos en medio de la COVID 19

 

Santa Clara, 21 may (ACN) Para Juan Sansó Alfonso, Profesor y Director de la escuela especial regional Marta Abreu (una de las tres que existen en el país), es de gran regocijo esta importante misión que le confirieron a él y a sus subordinados de velar por la salud de los ancianos, uno de los grupos más vulnerables ante la COVID 19.

Muchos de nuestros niños nos llaman para preguntar por el reinicio de las clases y para manifestar los grandes deseos que tienen de regresar, como hizo recientemente Nataly, estudiante de primer grado del municipio de Placetas, relata.

A estos pioneros les aseguramos que nuestro trabajo consistió en velar por el cuidado de abuelitos como los suyos y que muy pronto retornarán aquí, confesó.

La escuela especial Marta Abreu, luego del evento de transmisión local de la COVID -19 en el Hogar de Ancianos número tres de Santa Clara del pasado 12 de abril, se convirtió en centro de aislamiento para los pacientes de la tercera edad recuperados de la pandemia.

Todos los días se realizó una higienización protagonizada por el personal de educación de toda Villa Clara, apuntó Sansó.

Aquí estuvieron presentes metodólocos provinciales y directores de varias escuelas, quienes sin ningún tipo de temor asumieron las labores de limpieza de todas las áreas de este centro educacional, refirió el directivo y docente.

También en otro centro de aislamiento para ancianos recuperados del virus SARS CoV-2, el Rolando Pérez Quintosa, de Santa Clara, prestaron sus servicios en tareas de higienización y protección 31 profesionales de la educación, según asegura su directora la Doctora Marlén Figueredo.

Luego de terminar su labores de cooperación y ayuda en la Marta Abreu, Reinier Mirabal Ruiz, metodólogo de Inglés en la dirección municipal de educación en Santa Clara, manifestó su satisfacción de contribuir con labores como la limpieza de dormitorios, recogida de ropas para lavarlas, saneamiento de baños y que a la postre garantizaron el bienestar de los ancianitos.

Siempre existió temor, pero enseguida que llegamos nos suministraron entre los medios de protección los mismos que al personal de salud; batas verdes, sobrebatas, caretas, nasobucos, botas, guantes, hipoclorito de sodio y alcohol, significó.

Los ancianitos nos expresaban que no solo los aplausos de las nueve de la noche estaban dirigidos a los médicos, sino para todos los que de una forma u otra contribuyeron a su bienestar; pronto se abrirán las escuelas y trabajaremos todos, saldremos adelante con unidad, resaltó Osélida Torres Águila, metodóloga provincial de educación primaria.
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar