La primera hora de Dixan Negreira contra la COVID-19 en Togo

 

1804-DIXA2.jpg

Las Tunas, 18 abr (ACN) Para Dixan Negreira Ochoa, el más joven de los 11 profesionales de la salud cubana en la República de Togo para enfrentar el nuevo coronavirus, este 17 de abril quedará en su memoria para siempre, “no más de una hora con los pacientes contagiados con el SARS-CoV-2 y un poco de nervios”, bastan para que clasifique como “un primer día bastante agotador”.

De Puerto Padre, Las Tunas, Dixan tiene sólo 27 años de edad y ya engrosa las filas de los valientes de batas blancas, pues el especialista en primer grado en Medicina Interna no dudó en dar el paso al frente para formar parte de la Brigada Médica Cubana Henry Reeve, en Lomé, la capital de ese país ubicado en el Golfo de Guinea, en la costa occidental de África.

En comunicación con la Agencia Cubana de Noticias el galeno prometió contar sobre su primera experiencia y así lo hizo, una jornada en la que comprobó que aunque el calor insoportable que produce el traje de protección es indescriptible, es la única barrera que lo separa del virus.

Un poco de nervios sí tenía, el sólo hecho de llegar a un lugar desconocido, con nuevas personas, un idioma que no dominas del todo y la compleja situación epidemiológica por la COVID-19, hacen que uno se tense un poco, pero cuando sales, tras entrar en la zona roja, te sientes más seguro, contó vía internet.

Con algo de tiempo vamos a dominar todo esto, dice con una objetividad sobrecogedora, para luego añadir que en esa única hora contra la pandemia no pensaba en nada, sólo trató de estar concentrado en lo que estaba haciendo, convirtiendo la zona de peligro en su zona de confort preguntándolo todo, y cuidando mucho la integridad del traje.

1804-DIXA1.jpg

El doctor Dixan parece muy presumido, desde la primera foto que compartió en el Hospital Guillermo Domínguez, de Puerto Padre, en redes sociales, se le vio con su nasobuco y su bata blanca impecables.

Mi familia es muy consciente de que mi profesión es necesitada en todo el mundo, ya desde que entré a la carrera se fueron preparando para un momento como este, y aunque el que haya estudiado medicina sea yo, la preocupación y los consejos de la familia nunca faltan, subrayó.

Antes de comenzar las faenas, un encuentro de trabajo con el Primer Ministro de la República de Togo, el Ministro de Salud, y otras autoridades que atienden la lucha contra la COVID-19 en este país africano, estrechó los lazos de amistad con Cuba y organizó la estrategia de enfrentamiento a la pandemia en el Hospital Regional de Lomé.

Las palabras de Dixan no pueden ser más convincentes: Al pueblo de Cuba le pido que se cuide, aún hay mucha gente sin la suficiente percepción de riesgo y es necesario detener la red de contagio, sólo decirles que gracias por los aplausos, desde allá nos darán fuerzas para enfrentar la COVID-19.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar