All for Joomla The Word of Web Design
19
Febrero Miércoles

El ajonjolí, un grano prodigioso para la salud humana

0126-ajonjoli.jpg




De latitudes tan distantes como el Oriente Medio, África y La India, es originaria y ampliamente cultivada una semilla oleaginosa nombrada sésamo o ajonjolí, muy usada hoy en día en la gastronomía en todo el mundo por su agradable sabor; pero al degustarla quizás muchos ignoren que están consumiendo un alimento prodigioso para su salud.

Para quedarse, hasta América llegó transportada por los esclavos, quienes utilizaban sus semillas para espesar y dar sabor a gran variedad de platos, mientras en lugares del sur de Estados Unidos y en el Caribe, se le conoce también por su nombre africano: benne.


Especie rústica y de rápido crecimiento, el ajonjolí es una planta anual, cuyo ciclo puede variar entre 80 y 130 días y de acuerdo con la enciclopedia cubana EcuRed, contiene entre 50 y 60 por ciento (%) de aceites los cuales son de alta estabilidad, dada la presencia de antioxidantes naturales como la sesamolina, sesamina y sesamol.

Utilizado en muchos confines en la elaboración de aceites comestibles y margarina, son apreciados además sus granos en la industria farmacéutica, y en la elaboración de jabones cosméticos y pinturas, en tanto tras la extracción de su aceite resta una especie de torta con gran valor nutritivo, utilizable en el orbe como alimento animal.


Pero ese grano casi milagroso ofrece favorecimientos muy diversos a la salud humana, toda vez que combate el estrés, la depresión, el insomnio, además de otros problemas del sistema nervioso y sus elevados contenidos de calcio, hierro y zinc lo hacen muy recomendable para las personas con anemia, añade la fuente.

Páginas digitales especializadas coinciden en que su alto contenido de fibra, resulta un fantástico regulador intestinal y también previene el agotamiento mental y físico, la pérdida de memoria y la impotencia masculina, es decir, toda una bendición.


En cuanto a las vitaminas aporta las del grupo B, incluyendo el ácido fólico y vitaminas A y E que se encuentran en su porción grasa.
Actúa en la prevención de enfermedades cardiovasculares, dado por el tributo de fibra insoluble y mucílagos, consiguiendo reducir el colesterol del organismo y por otro lado las lecitinas colaboran en la reducción de los niveles de lípidos sanguíneos.


El aporte de ácidos grasos coadyuva a fluidificar la sangre y conseguir un efecto antitrombótico.


Como si todo ello fuera poco, colabora con la prevención de enfermedades inflamatorias y es regulador del sistema inmune y de conjunto esas dos acciones son importantes para evitar brotes de enfermedades como colitis ulcerosa o artritis reumatoide.


Combate afecciones de la piel, pues su alto contenido de omega-6 y antioxidantes favorece la mejora de enfermedades como psoriasis, eczemas y atopías.

Fortalecedor del cabello y uñas, freno del avance de la osteoporosis, diurético suave ante la retención de líquido y controlador de la glucosa en sangre, son otros atributos que permiten valorar en su justa dimensión al ajonjolí, una planta que gracias a los esclavos africanos viajó desde lejanas tierras para quedarse en el cálido ambiente caribeño.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar