All for Joomla The Word of Web Design

Convenio Cuba-Venezuela: ejemplo de integración

medicos_cubanos_venezuela.jpg

Hace 14 años  que Venezuela y Cuba dieron un paso concreto en la búsqueda de la verdadera solidaridad humana y el trabajo conjunto, para devolver a los hijos de la tierra de Bolívar el bienestar de la salud.
   En respuesta al bilateral Convenio Integral de Cooperación de Salud, rubricado por ambos gobiernos, arribó a La Habana el 30 de noviembre de 2000 el primer vuelo con pacientes, quienes serían atendidos de forma gratuita en instituciones médicas de alto nivel.
  Así se puso en marcha un puente solidario entre las dos naciones, rememoró en exclusiva a la AIN el doctor Pedro Francisco Llerena, director del Centro Internacional de Salud La Pradera, ubicado al oeste de la capital cubana.
  En estos 14 años han sido atendidos más de 62 mil venezolanos, de ellos superan los 33 mil como pacientes y el resto acompañantes, explicó el también fundador del programa.
   Durante esa etapa realizaron 12 mil 386 intervenciones quirúrgicas, de ellas 10 mil 118 a adultos y el resto a niños, en tanto superan los dos mil acompañantes que también recibieron servicios médicos, acotó.
   Entre las dolencias más frecuentes están las ortopédicas, las oftalmológicas, neurológicas, las de la piel, cardiovasculares, malformaciones congénitas y enfermedades del sistema respiratorio, tanto en niños como mayores, aseveró.
  Precisó que en lo que va de año han sido beneficiados más de dos mil 400 pacientes, y entre los procedimientos con mayor demanda figuran la rehabilitación físico-motora y el tratamiento del cáncer con las vacunas y anticuerpos monoclonales desarrollados por el Centro de Inmunología Molecular, productos con los cuales se han tenido excelentes resultados.
  En el programa de atención a pacientes venezolanos trabajan 43 instalaciones de cinco provincias: Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Villa Clara y La Habana, y es propósito para el 2015 extender esos servicios a otras instituciones médicas, anunció.
  Una de las pacientes beneficiadas mediante este proyecto humanista es Carmen Arteaga, abogada del Gobierno Distrito Capital en Caracas, donde reside.
   En octubre último fue intervenida quirúrgicamente de una fibromatosis en el hospital ginecobstétrico Ramón González Coro, en la capital, con el doctor Capote.
 “Recibí una atención excelente, desde los médicos, el personal de enfermería, y de servicios, dijo Arteaga.
  “Esa nostalgia que uno tiene al salir de su país, por estar lejos de los suyos, no me pegó mucho porque de verdad me sentí en familia”, acotó, al tiempo que trasmitió el eterno agradecimiento a los Comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro por esta genial idea.
  El convenio de salud entre ambas naciones ha beneficiado a su papá, anteriormente, y ahora a su esposo Osvaldo Báez, su acompañante. Por su parte, él también expresa con orgullo y cariño haber conocido a Cuba y a su pueblo, al cual envían un abrazo.
   Modelo para la integración latinoamericana, el Convenio Integral de Cooperación de Salud Cuba-Venezuela, rubricado el 30 de octubre del 2000 por los presidentes Fidel Castro y Hugo Chávez, ha hecho posible a ese pueblo hermano alcanzar niveles superiores de felicidad, además de privilegiar la condición humana de los pacientes.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar