All for Joomla The Word of Web Design

La infancia y el sedentarismo tecnológico

 

1224-sedentarismo.jpg

La Habana, 24 dic ( ACN) La vieja afirmación “los tiempos cambian” se ve hoy tan real en cada aspecto de la vida cotidiana que muchas veces la pasamos por alto, pues ya hoy constituyen algo normal en nuestro día a día.

Aplicable en todas las esferas de la sociedad, dicha sentencia constituye en pleno siglo XXI una verdad absoluta, si el tema a debatir es la infancia, la adolescencia y las nuevas tecnologías.

Salir a la calle y prácticamente no ver a ningún niño o joven jugar al fútbol o a la pelota, discutir en un partido de bolas en un parque o corretear en las aceras como protagonistas del viejo juego del policía y el ladrón, resulta una realidad cuanto menos alarmante.

Y es que “los tiempos cambian” y con la nueva era las tecnologías se han apoderado hasta de las antiguas tradiciones infantiles, lo cual, por desgracia, pasa muchas veces inadvertido para la mayoría de las familias.

Para los niños y adolescentes, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) resultan “obvias” y es muy difícil desnaturalizarlas, pensar cómo era el mundo antes de que las mismas existieran.

Las pantallas de dispositivos inteligentes son parte de la vida cotidiana de las nuevas generaciones de hoy, por eso ahora, más que en años anteriores, los padres deben preocuparse por los efectos negativos de la tecnología en los hijos, aun cuando estas pueden reportar beneficios innegables, siempre y cuando su consumo sea el adecuado.

¿Pero sabe usted qué efectos negativos pueden ocasionar los dispositivos móviles en los más pequeños de la casa ante su excesiva utilización?

Un estudio realizado por investigadores canadienses a 4 mil 500 niños entre 8 y 11 años, publicado en The Lancet Child and Adolescent Health, asegura que el abuso de la tecnología; móviles, pantallas, juegos, televisión, afecta al desarrollo cognitivo del menor, en comparación con otros que apenas los utilizan.

La alteración de la rutina, el sueño, la creatividad, el declive del juego, la falta de imaginación, las habilidades de lenguaje, la función ejecutiva, la memoria episódica, la atención, la velocidad de procesamiento, la memoria de trabajo, entre otras cosas, se han visto alteradas cuando existe el llamado sedentarismo tecnológico.

Igualmente, el aumento de la intimidación y la pérdida de la privacidad a la que son expuestos los menores, al hacer uso de las redes sociales o de determinados sitios web en internet, convirtiéndolos en un blanco fácil y susceptible ante cualquier amenaza, puede ser un riesgo de este fenómeno.

Uno de los elementos más preocupantes del consumo tecnológico es, sin lugar a dudas, la anulación paulatina de los vínculos sociales y emocionales, los que se construían a partir de intereses comunes y tiempo compartido, y que ahora pasan por la mediación de un aparato tecnológico, según explica la Master en Psicología Zoylen Fernández Fleites, profesora de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

Además, “ver televisión es una actividad que no requiere de una respuesta por parte del niño y no estimula la imaginación y también interviene negativamente con el gusto por la lectura y crea la “necesidad” de consumir más y más,” explica la especialista.

“A ello se le añade que, la permanencia descontrolada ante las pantallas y videojuegos trae consigo el sedentarismo, una de las principales causas de obesidad infantil, fenómeno que continúa con un aumento alarmante en la sociedad cubana contemporánea,” comenta la Dra. Erenia Quintana, especialista en Medicina General Integral (MGI).

Las tecnologías digitales llegaron para quedarse, han cambiado radicalmente nuestra sociedad y también el concepto de infancia; nuestros niños han nacido en la era digital, pero eso no significa que sepan hacer un buen uso de lo digital, sentencia el estudio “Las nuevas tecnologías en niños y adolescentes,” publicado por el hospital San Juan de Dios, de Barcelona, España.

Nada más real que la anterior afirmación, por eso, nada más seguro que la supervisión adulta para orientar, enseñar y guiar a los más jóvenes en el mundo de los bits y las APK, siempre con la meta de aprovechar los excelentes adelantos tecnológicos en función del crecimiento personal, de la calidad educativa y del desarrollo intelectual.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar