All for Joomla The Word of Web Design

Precaución en Puerto Esperanza ante detección de caracol gigante africano

Resultado de imagen para caracol site:www.acn.cuViñales, 13 jul (ACN) Vecinos de la comunidad pesquera de Puerto Esperanza, perteneciente al municipio de Viñales, adoptan medidas de precaución, ante la confirmación allí de la presencia del caracol gigante africano  por autoridades de Sanidad Vegetal de la Delegación del Ministerio de la Agricultura en Pinar del Río.
   Consciente del peligro que representa para la salud humana, la agricultura y la biodiversidad, Bárbara Ramos Domínguez, enfermera residente en ese poblado portuario, dijo a la ACN que de inmediato procedió al examen de su patio y los alrededores de la vivienda con la finalidad de asegurarse de la no existencia en su área de la especie, considerada una de las 100 exóticas invasoras más dañinas del mundo.
   Conminó, además, a los moradores aledaños a accionar de igual forma de cara a evitar su propagación a otros territorios de la más occidental provincia cubana y en aras de menguar los efectos del perjudicial caracol.
   Celia Sánchez, ama de casa residente en esa comarca, es otra de las que se mantiene atenta, pues ya ¨peinó¨ sus predios sin hallazgo alguno, pero piensa que debe repetirse periódicamente esa acción, pues el animal según supo, se traslada y puede reproducirse con mucha facilidad.
   Y no solo la práctica debe hacerse en el pueblo, sino también en áreas rurales para evitar males mayores, reflexionó.
   El hallazgo se produjo el pasado 26 de junio, tras lo cual se realizó el análisis de dos ejemplares capturados en la demarcación y con celeridad se creó el grupo provincial de enfrentamiento a ese tipo de molusco en el territorio.
   Autoridades de sanidad vegetal refirieron a la prensa que el animal posee una dieta polífaga que abarca a más de 200 especies vegetales, incluidos cítricos, plátanos, arroz, hortalizas y otros alimentos.
   Agregaron que por su voracidad, capacidad reproductiva, resistencia a condiciones adversas y crecimiento corporal acelerado, la especie pudiera desplazar de su hábitat a caracoles nativos.
   El espécimen, constituye un riesgo para la salud humana y animal, pues actúa como hospedero de larvas de nematodos causantes de la meningitis eosinofílica y la angiostrongilosis abdominal, según declaró al periódico  Guerrillero, Hilda Guerra, especialista en Zoonosis del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología.
   Especialistas orientaron también  mantenerse alertas, priorizar el cuidado de los niños, y ante cualquier contacto con el Achatina fulica, su nombre científico, lavar las manos rápidamente.
   Páginas digitales especializadas puntualizan que el molusco no parece dar tregua,  sobresale por su gran tamaño, se ha adaptado fácilmente a la vida en regiones fuera de su zona de distribución natural,  y se le considera uno de los más grandes caracoles terrestres.
   Añaden que debido a la presencia de su caparazón, en ocasiones debe consumir pequeñas piedras, granos de arena o huesos que le aportan calcio.
   Achatina fulica es activo durante la noche y el día, -agrega la fuente-  al permanecer de forma latente, muchas veces enterrado bajo el suelo para mantenerse a salvo de los depredadores, en tanto no es una especie social, muy por lo contrario, pasa sola toda su vida y tampoco después de poner huevos establece vínculo con sus descendientes.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar