La Habana, Lunes 25 de Marzo de 2019 02:11 am

Pura como ella misma (+Fotos)

Compartir :
Tamaño letra:

0315-ROSTRO_01.jpg

La ciudad de Holguín tiene entre sus hijos a una mujer extraordinaria que constituye un ejemplo para las féminas de Cuba y el mundo por el inmenso compromiso con la Revolución, la familia y su profesión: la medicina.
       Cualquier pretexto es bueno  para llegar hasta la doctora en ciencias médicas Pura Avilés Cruz, quien ostenta entre sus múltiples condecoraciones que avalan una fecunda trayectoria de seis décadas, el de Heroína del Trabajo de la República de Cuba.
     Yo tengo que ser médico, dijo cuando era niña, pues sufrió las deterioradas condiciones higiénico-epidemiológicas de su barrio, los niños enfermos por las aguas contaminadas y vecinos padeciendo de enfermedades curables.

0315-ROSTRO_08.jpg
     La lejanía no importó, y a pesar de la situación económica viajó a La Habana desde su natal Delicias de entonces, actual provincia de Las Tunas para estudiar Medicina, pues cuenta que la motivación era muy grande y “mírenme, aquí estoy”,  recuerda la especialista de segundo grado en anestesiología y reanimación, además de cuidados intensivos y emergencias médicas.
     Pura, también profesora titular de la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, rememora entre sus obras humanas en bienestar de la salud fuera de la Isla, la misión internacionalista en la República Popular de Angola, que muestra con pleno orgullo a través de una foto en la sala de su casa acompañada del General de Ejército Raúl Castro Ruz y Vilma Espín desde el Hospital de Base del Ejército en Luanda.
     Al evocar aquel inolvidable encuentro, su emoción vuelve a reflejar el amor por la medicina y la entrega al reclamo de la Patria en todas las tareas y misiones que les fueron encomendadas, tomando siempre el ejemplo imperecedero de Vilma como fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas en 1960.
     También recuerda cuando una madrugada, en medio de una guardia en el Hospital Vladimir Ilich Lenin, la llamaron para formar parte del equipo multidisciplinario que atendía al combatiente de la Policía Nacional Revolucionaria, Rolando Pérez Quintosa, víctima de un acto terrorista en la zona de Tarará, en La Habana.
     Pura Avilés era la única en Cuba que había estudiado entonces la técnica de abdomen abierto en las peritonitis abdominales y con esos conocimientos logró prolongar la vida de Pérez Quintosa alrededor de un mes, sin separarse ni un instante de su lado.

0315-ROSTRO_03.jpg
    “ Los médicos viven un stress constante, a veces los pronósticos son sombríos pero mientras el corazón late continuamos apoyando hasta el final y los familiares siempre agradecen eso”, asegura orgullosa la especialista holguinera con más de 60 años de carrera.
     Varias décadas ha dedicado a la formación de nuevas generaciones en la Facultad de Ciencias Médicas de Holguín y enfatiza en la necesidad de superación metodológica, los cambios de categoría docente y el constante intercambio con los estudiantes.
      Docencia y asistencia médica van de la mano, reitera siempre a sus alumnos porque lo importante, más allá de cualquier reconocimiento social, es no aparatarse nunca del paciente y trabajar en los lugares más necesitados, incluso en las zonas intrincadas de la geografía cubana.
     La obra científica de Pura Avilés es amplísima, desde documentos presentados en eventos internacionales hasta publicaciones en revistas nacionales y foráneas; incluso un libro en el cual presenta las características de un paciente politraumatizado y expone los cuidados de enfermería desde los puntos de vista metabólico, hemodinámico, cardiorrespiratorio y del sistema nervioso central.
      A la Heroína del Trabajo le acompañan múltiples distinciones como el Aldabón y el Hacha de Holguín, que constituyen emblema de la cultura en la urbe oriental, la Orden Ana Betancourt, Medalla Vanguardia Nacional del Sindicato de Salud y la 23 de agosto de la FMC, entre otros reconocimientos.

0315-ROSTRO_05.jpg
     Durante muchos años ha trabajado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vladimir Ilich Lenin, institución insigne dentro de la salud pública en Cuba, y asegura: “Todo lo que hecho ha sido desde Holguín, eso me llena de satisfacción y he tenido siempre el respaldo del pueblo.
     “Esta es la patria chica de Fidel y Raúl y constituye mi mayor inspiración”, reflexiona esta mujer profundamente alegre, dulce y optimista, de la cual se sienten entrañablemente orgullosos los holguineros y también el sistema de Salud de Cuba por su obra, tanto en la Isla como en otras tierras del Mundo. (Por Darianna Mendoza Lobaina, ACN)
    dml   lm   meb 19