3012-Murillo.jpg

La Habana, 30 dic (ACN) Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político del Partido y jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos, refirió hoy que no es posible repartir más riqueza de la que se crea.

En el programa Mesa Redonda destacó que la reforma salarial tuvo presente el consumo del trabajador y su familia; se tomó el estímulo pero la realidad es que toda esa riqueza no está creada, aseveró.

Informó que en las formas de gestión no estatales está el 27 por ciento de los ocupados en la economía, más de un millón 300 mil personas.

Además por las tendencias demográficas, dentro de unos años habrá una fuerte carga en los ocupados, que tendrán que sustentar a toda la población que no será económicamente activa.

Resaltó que es necesario cambiar la tendencia actual para que haya más ocupados en sectores productivos que en el presupuestado, por ello se precisa de más inversiones para crear fuentes de empleo.

En los últimos años han habido varias resoluciones que tuvieron como principales deficiencias que tenían como punto de partida una escala muy baja, había deuda en la economía de subir la escala salarial, precisó.

Ahora, a raíz de la Tarea Ordenamiento, hay relación salario-precio, porque se han eliminado subsidios e incrementado los salarios y se pretende llegar al hecho de que se subsidian las personas que lo necesiten y no los productos para todos por igual.

Murillo Jorge informó que ya hay personas que han salido a buscar empleos sin haber comenzado aún el proceso de ordenamiento, lo que envía señales de que los objetivos planteados comienzan a cumplirse.

Con la reforma de salarios, pensiones y asistencia social se ha tratado de asegurar un mínimo de equilibrio macroeconómico, porque si se suelta un nivel de ingreso muy fuerte y luego no hay bienes y servicios que lo respalden, se generaría un proceso inflacionario.

A ello se suma que alrededor del 90 por ciento de las ventas minoristas las hace el Estado, y ante el déficit de ofertas, este no sube precios lo que genera un fenómeno conocido como inflación reprimida, que se expresa en desabastecimiento y colas.

El jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos destacó que se contaba con un fondo de salario de 28 mil 368 millones de pesos, luego en el sector presupuestado se hizo un incremento que elevó la cifra a 36 mil 500 millones de pesos.

Con el ordenamiento se aprobó un fondo de 139 mil 385 millones de pesos; los cálculos iniciales comenzaron sobre la base de 160 mil millones, pero la economía no puede asimilar una reforma de ese tipo, de ahí las inconformidades que existen con la actual, acotó Murillo Jorge.

Esto también tiene un efecto en el presupuesto del Estado que ya contaba con un déficit fiscal de entre 18 y 20 por ciento del PIB, ascendente a 87 mil millones de pesos.

Señaló que el déficit presupuestario puede generar un proceso inflacionario que no se puede manejar porque se está erogando dinero a la circulación, que no tiene respaldo en bienes y servicios y la inflación anularía la capacidad de compra del salario.

Declaró además que el sector no estatal genera empleos y descargó al aparato presupuestado y empresarial estatal de algunas actividades, y si bien su servicio es de calidad hay inconformidades con su precio.

Además Cuba tiene una fuerza de trabajo calificada y cuando se mueve a sectores de baja intensidad de capital o dotación de capital hay que detener este proceso, significó.

Los factores anteriores hicieron necesaria la reforma salarial para hacer posible la transformación del modelo económico, aunque la duda era hasta qué punto se podía profundizar en esa reforma.

Murillo Jorge dijo que el modelo concebido incluye las fuentes de ingreso y las fuentes de absorción del Estado de todos esos ingresos.

Habrá futuras reformas de salarios y reevaluaciones a partir de la reacción de la economía, pero ahora esta no tiene capacidad de absorber un mayor incremento de las fuentes de ingreso, acotó finalmente.
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar