La Habana, Sábado 23 de Marzo de 2019 11:08 am

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 

Nueva Constitución en Cuba profesa mayor respeto al ser humano

Compartir :
Tamaño letra:

0914-Proyecto de Reforma Constitucional.jpg

Matanzas, 25 dic (ACN) La Constitución recientemente aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba procura mayor respeto al ser humano al regular aspectos como la violencia familiar, opinó Diansy Soler Arencibia, licenciada en Derecho que reside en esta ciudad.

Considero muy valioso el artículo que establece que la violencia familiar, en cualquiera de sus manifestaciones, se considera destructiva de la armonía y unidad de las familias y resulta punible, argumentó la joven abogada en el Bufete Colectivo Matanzas 1.

En mi experiencia profesional he tenido casos en los que las inquietudes y preguntas del cliente sugieren que es una persona violentada, tal vez no física pero si emocionalmente, y es muy valioso que se trate ese tema en la Constitución además de en el Código de Familia que debe actualizarse, añadió Diansy.

Las manifestaciones de violencia pueden ser múltiples y es muy positivo que se regule en la Constitución; no se refiere solo al maltrato en el matrimonio, puede tratarse de integrantes de la familia rechazados por su orientación sexual, o niños y personas de la tercera edad que son muy vulnerables, reflexionó Soler Arencibia.

Tras intenso y democrático proceso de debate popular, el día 22 último la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la nueva Constitución de la República de Cuba y acordó convocar a Referendo popular para la ratificación de esa Carta Magna el 24 de febrero del venidero año 2019.

Según reportes previos de la ACN, en los recientes debates suscitados en el seno del Parlamento cubano trascendió que la reforma constitucional ha fortalecido la actividad judicial en la nación, con la introducción de derechos, garantías y procedimientos más contemporáneos.

Establece el artículo 137 de la Ley de Leyes vigente que para que entre en vigor una nueva Constitución se requiere la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado por la Asamblea Nacional.