Menos trabas para producir más alimentos

0524-producción-alimentos.jpg

El trabajo en el campo no es cosa fácil, y sacarle frutos a la tierra ciertamente requiere del esfuerzo de quienes la laboran, pero también demanda recursos como complementos vitales en un sector presto a aumentar los rendimientos.

La producción de alimentos es un tema de primer orden en la economía cubana, para garantizar la soberanía alimentaria y reducir las excesivas cifras en importaciones de estos, cuando existen tierras y condiciones para producirlos.

De ahí que las entidades del sector de la Agricultura lleguen a los protagonistas de esas faenas, intercambien, conozcan sus necesidades y opiniones, para responder a la Tarea de Ordenamiento en esa esfera económica.

Tal objetivo ha estado encabezando las más recientes acciones del gobierno nacional en aras de revitalizar la rama agropecuaria.

Tras esos encuentros se anunció recientemente un grupo de medidas más cercanas a lo que sucede en las cooperativas y fincas, cuyas decisiones fueron bien acogidas por los productores, como es el caso de la rebaja de las tarifas eléctricas, del cobro del servicio de agua y la reducción de los precios de algunos insumos.

Por otro lado destaca asimismo el aumento del pago del litro de leche de vaca a 7,50 y a 9 pesos, este último valor cuando se sobrecumpla el plan de entrega mensual a la industria y al comercio minorista.

Lea aquí: Producción de alimentos: Gobierno cubano aprueba nuevas medidas

El acarreo del alimento ahora tiene nuevos costos igualmente, más favorables al productor, y podrá comercializarse la carne bovina o utilizarla en el autoconsumo, una vez cumplidos el encargo estatal y siempre que no haya decrecimiento de la masa ganadera.

Ello ha generado una estimulación en los propósitos de los productores agrícolas.

Como afirmó el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, la situación actual requiere del mantenimiento de un análisis integral, porque tras el estudio a 20 programas del Ministerio de la Agricultura se detectaron impedimentos para el despliegue de la producción.

Entre otros están el exceso de burocracia, de intermediarios entre el productor y el cliente final, y trámites innecesarios en la entrega de tierras ociosas, además de falta de control del uso eficiente de estas.

La agricultura está urgida de explotar mejor las tierras, y de facilitar sistemas de riego que ayuden a transformar uno de los problemas que hoy frena el despegue del sector, pues solo el 7 por ciento de las tierras cultivadas en el país dispone de regadíos.

El impago a los campesinos y cooperativas fue otro de los temas analizados en cuyo tratamiento deben participar los gobiernos locales, el Ministerio de Finanzas y las empresas involucradas en los territorios, e identificar qué le corresponde a cada entidad, bajo la premisa de que el que compra tiene que pagar de inmediato.

En cuanto a lo productivo, simplificar trámites, facilitar los recursos a los trabajadores para que tengan mejores condiciones, incluyendo las de vida, y favorecer que la economía de las cooperativas registren los gastos adecuados, resultan sin dudas formas de apoyar a los hombres y mujeres del campo.

Tal como expresó Tapia Fonseca, Cuba está necesitada de dinamizar su ámbito agropecuario con esfuerzo propio aprovechando mejor la ciencia y la técnica, depender menos de las importaciones, y hacer un uso eficiente de las tierras.

Esos cambios precisan del permanente diálogo en el surco entre empresarios, cuadros y agricultores, a fin de conocer las realidades concretas.

La clave está en acabar de comprender y poner en práctica las indicaciones del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, quien ha reiterado en múltiples ocasiones la urgencia de abrir todo lo que favorezca a los campesinos y estimule la producción, eliminar trabas, y lo más importante, que el pueblo vea los beneficios.

De eso se trata, de destrabar procedimientos, leyes y todo lo que sea necesario en aras de cumplir una de las metas esenciales a corto plazo, la de tener más alimentos y que estos lleguen a la población.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar