Cuba, un país con amplia experiencia en el desarrollo de vacunas (+Video)

 Cuba, un país con amplia experiencia en el desarrollo de vacunas

La Habana, 16 may (ACN) Miles de compatriotas han puesto el hombro para recibir los candidatos vacunales anti-COVID-19, desarrollados por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), con la confianza que por años la ciencia cubana ha ganado en el desarrollo de medicamentos y vacunas.

Soberana 02 y Abdala, los más avanzados de esos inmunógenos, han transitado satisfactoriamente por cada una de las fases de los ensayos clínicos, demostrando ser seguros, con eventos adversos por lo general leves, y capaces de generar inmunidad e inhibir la entrada del SARS-CoV-2 al organismo.

Ahora, luego de los estudios de intervención, ambos forman parte de la intervención sanitaria que se inició el lunes 10 en grupos y territorios de riesgo, y que está amparada en la Ley 41 de Salud Pública, que faculta al ministerio del ramo para dictar medidas sanitarias y antiepidémicas frente a situaciones ocasionadas por desastres naturales o de otra índole, que impliquen amenazas a la salud humana.

Leer más:

Las autoridades del MINSAP han insistido en que esa acción de salud se aprobó a partir de los resultados en las primeras dos fases de los ensayos clínicos de Soberana 02 y Abdala, de los datos preliminares aportados por los estudios de intervención y de la relación favorable de beneficios sobre riesgo.

Otros incentivos están determinados por la compleja situación epidemiológica con el aumento de casos que alcanzan cifras records en los últimos días, y el incremento de pacientes graves, críticos y los fallecidos, además de la aparición de nuevas variantes genéticas.

La intervención sanitaria, no obstante ser un estadio superior, se enmarca en la estrategia de investigación y desarrollo de los candidatos vacunales cubanos, que incluye también ensayos clínicos, estudios de intervención y vacunación de la población a partir del autorizo de uso de emergencia.

Los tres primeros procesos se asemejan entre sí al cumplir con los estándares éticos aprobados para las investigaciones en seres humanos, los procedimientos metodológicos para su organización y el aseguramiento logístico.

Leer más:

Mientras, se diferencian en cuanto al diseño de los protocolos, los criterios de selección, inclusión y exclusión de los sujetos, los tipos de modelos y la complejidad de los datos y su procesamiento.

Asimismo, la vacunación de toda la población cubana, escalado final en el desarrollo de los proyectos vacunales, se logrará una vez que la autoridad regulatoria del país, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, emita el autorizo de uso de emergencia según los resultados de las investigaciones.

A diferencia de muchas naciones en vías de desarrollo, Cuba tiene experiencia en el campo de la biotecnología, gracias al esfuerzo y dedicación de sus científicos, por lo que no debería sorprender que se convierta en la primera capaz de inmunizar a toda su población con vacunas propias.

Leer más: 

 

En 1989 investigadores del IFV lograron la vacuna VA-MENGOC-BC, la primera en el mundo eficaz contra el meningococo del serogrupo B y que luego sirvió de plataforma para el candidato vacunal Soberana 01.

Además, la mayor de las Antillas posee una vacuna preventiva recombinante contra la hepatitis B, Heberbiovac HB, producida por el CIGB, institución que elaboró, entre otras, la Heberpenta-L (vacuna pentavalente líquida contra la difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B y Haemophilus influenzae tipo b).

Cuba, un país con amplia experiencia en el desarrollo de vacunas

En 2003 Cuba anunció también la inmunización de los niños con su vacuna Quimi-Hib contra el agente bacteriano Haemophilus influenzae, causante de meningitis y neumonías en los primeros años de vida.

El fármaco tuvo como fabricantes al CIGB, IFV y al Centro Nacional de Biopreparados y como uno de los descubridores al Doctor en Ciencias Químicas Vicente Vérez Bencomo, actual director general del IFV, quien dijo al momento del anuncio que el medicamento presentaba un 99,7 por ciento de protección a largo plazo.
Más adelante, en el año 2008, comenzó el proceso de registro sanitario de CIMAvax-EGFhr, una vacuna terapéutica contra el cáncer enteramente desarrollada en Cuba y usada en pacientes adultos con cáncer de pulmón de células no pequeñas.

 

CIMAvax-EGFhr es un producto del Centro de Inmunología Molecular (CIM), institución donde se produce el antígeno de las Soberanas y que años atrás también aportó a la ciencia el medicamento Vaxira, registrado en 2013, para ser empleado contra el cáncer de pulmón de células no pequeñas en etapas avanzadas.

El CIM, además, elaboró la vacuna CIMAher (Nimotuzumab), que desde 2015 se usa en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello en estadios avanzados.
De igual forma, ocho de las 11 vacunas que forman parte del Programa Nacional de Inmunización son de producción nacional, por lo que resulta innegable la amplia experiencia cubana en el desarrollo de antígenos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar