Aumenta globalmente trabajo a distancia, Cuba no es la excepción

Trabajo a distancia

La Habana, 1 abr (ACN) Desde inicios de 2020, la pandemia de COVID-19 ha provocado un aumento de las modalidades de trabajo a distancia en todo el orbe.

Un informe de la Organización Mundial del Trabajo sobre las perspectivas sociales y del empleo en el mundo (2021) refleja cómo se ha extendido el trabajo en línea, principalmente a través de plataformas digitales que ofrecen una amplia gama de servicios.

Según la investigación, la presencia de estas herramientas, basadas en la web y en la ubicación, aumentó globalmente de 142 en 2010 a más de 777 el pasado año - las plataformas en línea basadas en la web se triplicaron durante este periodo-.

Tanto trabajadores como empresas pueden beneficiarse ampliamente de ellas: los primeros por encontrar en las mismas una fuente de oportunidades de empleo, y las segundas por el acceso a esa fuerza de trabajo, tanto a escala global como local.

Leer más: Promueve Cuba implementación del trabajo a distancia de manera permanente

No obstante, el texto aclara que su incremento se concentra en pocos países, entre ellos Estados Unidos y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Para otras naciones resulta más difícil generalizar esta modalidad de trabajo, que requiere una infraestructura tecnológica, así como un mínimo de competencias por parte de los usuarios.

Sin embargo, dada su importancia, muchos gobiernos se empeñan en invertir en el desarrollo de infraestructuras y competencias digitales.

En Cuba, un país bloqueado y con limitaciones tecnológicas, no es posible el acceso generalizado a plataformas digitales basadas en la web, no obstante, se han desarrollado alternativas para esta modalidad laboral.

Trabajo a distancia

La base para la implementación del trabajo a distancia en el país está en la Ley No. 116 del Código del Trabajo, de 2014, que en su Artículo 24 indica que los contratos deben contener el lugar de trabajo acordado entre las partes, horario, duración de la jornada y el régimen de trabajo y descanso.

Esta modalidad se entiende como un régimen de labor en que el empleado realiza sus funciones alternando la presencia física entre el centro laboral y el hogar, con un intercambio de información que depende de la comunicación directa con jefes y compañeros, y no necesariamente de las tecnologías de la información.

Mientras, lo que se conoce como teletrabajo sí requiere la conexión a Internet para que el trabajador se mantenga siempre en su casa y reciba las indicaciones a través de dispositivos tecnológicos.

Leer más: Muestra positivos resultados aplicación a gran escala del trabajo a distancia en Cuba

El recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos provocó que en septiembre de 2019 el país atravesara una situación energética que limitó en gran medida el acceso a combustibles para la transportación, por lo cual el trabajo a distancia empezó a consolidarse como una alternativa viable.

Más tarde, en 2020, el plan de enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba estableció que esta modalidad era imprescindible para proteger a los empleados del país en medio de la situación epidemiológica.

Leer más: Teletrabajo en familia, comprensión y apoyo resultan fundamentales (+ Fotos)

De acuerdo con datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), en 2020 más de 629 mil empleados cubanos se acogieron al trabajo a distancia, con resultados satisfactorios.

Aunque el teletrabajo ha sido menos generalizado por requerir mayor conectividad a Internet, ambas modalidades se implementaron en casi todos los sectores de la economía en el país, con más presencia en organismos con la infraestructura necesaria y actividades propicias para ello, como el Ministerio de Comunicaciones.

0218-trabajo-distancia.jpg

Directivos del MTSS resaltaron recientemente que la aplicación a gran escala de estas variantes resultó positiva, pues propició el ahorro energético y se evidenció en algunos casos un mayor rendimiento de los empleados.

El Decreto Ley No. 370 sobre la Informatización de la Sociedad en Cuba dispone en su Artículo 59, que los ministerios de Comunicaciones y de Trabajo y Seguridad Social desplieguen acciones encaminadas a desarrollar el teletrabajo.

Por tanto, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) tiene entre sus prioridades aumentar los niveles de conectividad en los sectores institucional y residencial, mientras que el MTSS labora en la creación de un reglamento para desarrollar el trabajo a distancia de forma más efectiva.

El desarrollo de infraestructuras, la educación en habilidades para el uso de las tecnologías, y una base legal sólida, justa y clara entre empleadores y empleados, son requerimientos que Cuba, teniendo en cuenta la tendencia global de trabajo, debe consolidar en función de lograr mayores y mejores resultados en esta modalidad de empleo.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar