All for Joomla The Word of Web Design

Tener un empleo digno y decoroso: la mejor opción para que la cuenta nos dé

 

0801-TRABAJO.jpg

Ante un escenario complejo y preocupante por el creciente número de contagiados con la COVID-19, una noticia estimulante y alentadora por su impacto en la economía cubana, y en la de cientos de miles de familias, es la alta concurrencia de personas a las direcciones municipales de Trabajo en busca de empleo.

Quizás las estadísticas no contemplen aún a todos los que por estos días -y por su cuenta-han conseguido una plaza en un centro de producción o de servicios, o en alguna de las formas de gestión no estatal, pero lo más significativo resulta constatar con qué fuerza arrancó uno de los pilares fundamentales de la Tarea Ordenamiento.

Nos referimos a promover el mayor interés por el trabajo y que este, a su vez, se convierta en la principal fuente de ingresos de las  personas, sin olvidar que en su artículo 31 la Constitución de la República de Cuba reconoce que el trabajo es un valor primordial de la sociedad y constituye un derecho, un deber social y un motivo de honor de todos ciudadanos en condiciones de trabajar.

Por ello no puede extrañarnos que individuos en condiciones de vulnerabilidad aceptaran la fuente de empleo ofrecida, como ha ocurrido ya.

Al decir de Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, “no quedar desamparado, además de tener una prestación monetaria o disfrutar de la asistencia social en algunos casos, es para otros tener derecho a un empleo digno, siempre y cuando las aptitudes físicas y mentales se lo permitan a quienes están en edad laboral”.

Con la eliminación de subsidios y gratuidades indebidas por un lado, y la implementación de la Reforma Salarial que ha permitido incrementar los salarios y pensiones, por el otro, sin dudas empieza a verse cierta revolución (o evolución) en materia de ocupación laboral, máxime cuando a su vez los gastos en el hogar han aumentado y se hace imprescindible aportar al presupuesto familiar.

En las visitas gubernamentales a las provincias, para chequear las medidas de control y seguimiento a la epidemia, y la implementación de todo lo relacionado con el Ordenamiento de la economía, y la sociedad, el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel y los demás dirigentes que lo acompañan han indagado por la situación del empleo.

Con la Reforma Salarial y otras transformaciones se pretende que crezca la población económicamente activa, y que los empleos se generen en función del desarrollo local y de las necesidades de los territorios, y en sintonía con ello resultan prioridades el sector empresarial, como generador de bienes y servicios, y la producción de alimentos entre las actividades productivas.

Si bien las ofertas sugeridas en las direcciones municipales de Trabajo no han cumplido las expectativas de muchas personas, la mayoría por los salarios o los requisitos de calificación que exigen, habría que valorar hasta qué punto se han explotado todas las potencialidades laborales a nivel local, teniendo en cuenta las características y condiciones de cada municipio.

Por ejemplo, en Granma aunque hasta la fecha ya fueron ubicadas mil 173 personas, el bajo nivel de plazas disponibles, la inadecuada evaluación de las demandas y la falta de iniciativas determina que el acceso al empleo sea hoy una de las rutas críticas, en el proceso de implementación de la Tarea Ordenamiento en esa oriental provincia.

Incluso las facultades o prerrogativas brindadas ahora a las empresas les permiten desarrollar cuantas acciones no solo las conviertan en rentables y eficientes sino mantener un alto nivel ocupacional, y así evitar, como sucedió hasta hace poco cuando existía la dualidad monetaria y cambiaria, el éxodo de trabajadores cuyos ingresos salariales como decimos en buen cubano “no les daba la cuenta” para enfrentar sus necesidades personales y familiares.

Como este es un proceso que recién comienza, el área de Informática del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) ha diseñado la aplicación Ofertas de empleo, la cual desde el 28 de enero puede ser utilizada tanto por aspirantes como por empleadores en Cuba.

De esa manera los interesados conocerán las ofertas o necesidades de empleo declaradas por entidades estatales, cooperativas y trabajadores por cuenta propia de todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud.

Sin dudas, cuanto se está haciendo por continuar avanzando en esta política, en medio de un escenario complejo y difícil impuesto por la pandemia, es estimulante o esperanzador para una economía como la nuestra urgida de un urgente repunte o despegue.

Albergo la mayor esperanza de que en pocas semanas serán más alentadoras las cifras en comparación con las compartidas hace unos días por Marta Elena Feitó Cabrera, titular del MTSS, en su perfil oficial de Twitter, de que hasta el 18 de enero unas 28 mil 173 personas habían aceptado las ofertas de empleo brindadas en las direcciones municipales de Trabajo.

Según precisó también en esa red social el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, más de 11 mil jóvenes se han incorporado al trabajo a partir de la implementación este mes de la Tarea Ordenamiento en el país. 

Buenas noticias, pero sobre todo ojalá que al menos la mayoría de esas personas se sientan satisfechas de que ahora sí la cuenta les pueda dar.  

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar