All for Joomla The Word of Web Design
24
Febrero Lunes

Mejora tu imagen sin llegar a dietas extremas

 

0130-ejercicios-correr.jpg



A muchas personas les ha ido de maravillas en su afán de adelgazar, sin hacer dietas extremas. Conozco a un amigo que en lugar de subir al séptimo en ascensor, donde está su piso, sube por las escaleras, y tiene una báscula en el baño donde se pesa antes de ducharse luego de correr una hora diariamente.

Los sábados se reúne con otros y recorren trotando un buen tramo de la ciudad y cuando hay medias maratones se apuntan y aunque no sean de los primeros en llegar a la meta, mueven los músculos y los huesos, mantienen la firmeza de la masa muscular y aumentan su capacidad respiratoria.

Prefiere en lugar de helado un jugo de fruta, al cual generalmente le pone un poco de agua para bajarle calorías, por supuesto que lo bebe sin azúcar, lo mismo que el té de las mañanas cuando para el desayuno le bastan unas rebanadas de pan tostado aliñadas con aceite.

A veces bromeo con él cuando me habla de esas cuentas que saca con la calculadora sobre peso en kilogramos y centímetros de estatura, porque debe haber una relación adecuada entre esos dos parámetros. Le digo que no deseo tener las tallas de una modelo famosa y sonrío cuando me conmina a seguir su ejemplo, debo confesar que ha logrado entusiasmarme y estoy acudiendo a un gimnasio en mis horas libres.

Pero no solo eso, he dejado de ir en ómnibus o auto a sitios a los cuales puedo hacerlo caminando, y ya no soy tan golosa ante la presencia de chocolates, mantequillas, hamburguesas y papas fritas. Este buen colega, con quien comparto además el gusto por la literatura, me ha transmitido también algunos de sus buenos hábitos para mantener un peso corporal adecuado.

Resulta que somos numerosas las personas que trabajamos en puestos promotores del sedentarismo. Sí, porque quien se sienta ante el ordenador horas y horas y no se levanta sistemáticamente y camina un poco, y tampoco se ejercita antes de tomar una ducha, y a eso añade hábitos alimentarios indebidos, pues ya va en vías de llegar al sobrepeso que afecta su salud física, pero también mental, al verse delante del espejo con esa imagen sobredimensionada.

No es justificación la edad, aunque ya la etapa de juventud la hayas dejado hace años, no te conformes, opta por integrar buenos hábitos en el día a día, estírate antes de levantarte de tu cama en las mañanas, camina siempre que puedas, súmate a algún grupo que guste hacer senderismo, excursiones los fines de semana o montar bicicleta.

Es cierto que la comida chatarra tienta al paladar, pero hay que proponerse no dejarse dominar por esas tentaciones. Los alimentos de alto índice glicémico funcionan bien para consumirse durante y después de entrenar, solo en esos momentos necesitas que se digieran rápidamente para acelerar la recuperación del glucógeno muscular y la transportación de las proteínas.

En las comidas igual hay que tratar de consumir alimentos sanos, evitar las grasas, las bebidas efervescentes como refrescos, las papas y platanitos fritos que tanto tientan y optar por ensaladas de acuerdo con la estación y alguna fruta fresca.

¿Te decides a caminar o trotar? Ve pensando ya, igual a combinar el uso del ascensor con el de la escalera, a evitar el sedentarismo, la comida chatarra, a tener una báscula que te diga cómo va ese cuerpecito cuya imagen te devuelve el espejo, es como si te hicieras un selfie, y por supuesto, a nadie le gusta verse con muchos kilos de sobrepeso.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar