La Habana, Domingo 19 de Mayo de 2019 12:40 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

El mundo y sus cuentas pendientes con la clase obrera

Compartir :
Tamaño letra:

 

0501-jose-armando.jpg

La Habana, 1 may (ACN) Las reivindicaciones que hace más de 150 años llevaron a los sucesos de Chicago y fueron el punto de partida para la celebración del Día de los Trabajadores el Primero de Mayo, en la actualidad continúan siendo una realidad para millones de obreros en el mundo.

Las protestas que se realizan alrededor del globo en rememoración de la efeméride, dejan en evidencia estadísticas vergonzosas: más de 50 millones de personas han estado sometidas a la esclavitud moderna, la mayoría de ellas mujeres y niños víctimas de la explotación sexual; de acuerdo con datos ofrecidos por la Organización Internacional del Trabajo.

Según un nuevo informe de esta institución multilateral, el principal problema de los mercados de trabajo en el mundo es el empleo de mala
calidad puesto que millones de personas se ven obligadas a aceptar condiciones laborales deficientes.

Los datos recientes recabados para elaborar el informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2019  (WESO) indican
que, en 2018, la mayoría de los tres mil 300 millones de personas empleadas en el mundo no gozaba de un nivel suficiente de seguridad
económica, bienestar material e igualdad de oportunidades y que el avance de la reducción del desempleo a nivel mundial no se ve reflejado
en una mejora de la calidad del trabajo.

La realidad de la clase obrera es semejante en países industrializados y otros en desarrollo. Lo mismo en Bangladesh, donde se protesta contra la explotación infantil en la industria textil o en Francia, donde el movimiento conocido como Chalecos amarillos sostuvo fuertes encuentros con la policía durante manifestaciones por los derechos laborales.

En América Latina, donde históricamente ha existido una brecha económica y social entre la clase obrera y la oligarquía, en esta oportunidad
las marchas convocadas tuvieron como elemento común la unidad de las organizaciones sindicales para protestar por el retroceso de las conquistas laborales alcanzadas durante los gobiernos progresistas.

Durante la jornada en Brasil y Argentina, por ejemplo, hubo huelgas y manifestaciones, que terminaron con hechos violentos, en reclamo por la alta tasa de desempleo, la precariedad de los salarios y el retroceso en la legislación laboral, que ha añadido nuevas prebendas para la patronal.

El contexto en el que los trabajadores cubanos celebran su Día está mediado por una realidad diferente, aunque la nación antillana tiene
tensiones económicas que impiden avanzar en temas de alto interés para los trabajadores como es el caso del salario y su capacidad de compra.

No obstante, y como quedó evidenciado en las sesiones del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, efectuado el pasado
mes en La Habana, nadie quedará abandonado y es necesario el compromiso de la clase obrera para impregnar una mayor eficiencia a la
economía y aprovechar los recursos endógenos que permitan salir de la situación actual.

Recientemente la Isla refrendó una nueva Carta Magna que incorporó el reconocimiento legal o la ampliación de los derechos laborales.

La nueva Ley de Leyes establece que la persona en condición de trabajar tiene derecho a obtener un empleo digno, en correspondencia con su elección, calificación, aptitud  y  exigencias  de  la  economía  y  la  sociedad.

Prohíbe el trabajo de las niñas, los niños y los adolescentes, reconoce que las personas que laboran tienen derecho al descanso y garantiza la
jornada de trabajo de ocho horas, así como también la protección adecuada cuando se encuentre impedida  de  laborar  por edad, maternidad, paternidad, invalidez o enfermedad.
Garantiza  el  derecho a la seguridad y salud en el trabajo mediante la adopción de medidas adecuadas para la  prevención  de  accidentes  y  enfermedades  profesionales y mediante la asistencia social la protección a las personas sin recursos ni amparo, no aptas para trabajar, que carezcan de familiares  en  condiciones  de  prestarle  ayuda.

Por esta razón, a diferencia de otras partes del mundo, los trabajadores cubanos se convocan en plazas de todo el país, no para reclamar por derechos ya conquistados, sino para manifestar su apoyo a un proyecto social que los tiene como centro de su quehacer.

A pocas horas de las recientes amenazas del gobierno de Donald Trump y el ataque a la democracia y la paz en Venezuela, los trabajadores cubanos lanzaron al mundo un mensaje de Unidad, Compromiso y Victoria.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar