All for Joomla The Word of Web Design

Cuando se trabaja bien

lucilo-tejera.jpg

Como en otras provincias azucareras de Cuba, Camagüey padece la insuficiente disponibilidad de caña para la realización de zafras de 150 días de ejecución, que le brinden a la economía una amplia rentabilidad y producciones para la exportación y otras derivadas.
   El territorio cuenta con siete centrales, pero en los últimos años solo intervienen en las moliendas cuatro o cinco, consecuencia directa del elevado déficit de materia prima para que todos estén en la molienda.
   Una de esas industrias es “Panamá”, en el municipio de Vertientes, el cual acumula cinco años sin participar en las campañas, aunque las cañas de sus plantaciones se cosechan y destinan a otros.
   Pero gracias al buen trabajo que allí se desarrolla en el ámbito agrícola, esa fábrica se sumará a las zafras desde fines de 2015.
   Es de destacar el quehacer  realizado este año, particularmente difícil para el laboreo de la tierra por las frecuentes lluvias desde mediados de enero.
   Gracias a ello en este momento las cuatro mil 500 hectáreas -una superficie considerable- que se planificaron sembrar en 2014, fueron roturadas, la tarea más compleja en la preparación del lecho de plantación.
   ¿Cómo se maniobró para que en medio de tanta lluvia, y por lo tanto de humedad en los suelos, se lograra este resultado?
   Lo fundamental radicó en tener todo o la mayor parte del equipamiento (tractores e implementos) apto para operar.
  De esa forma, cuando las condiciones del tiempo y el oreo lo permitían, se trabajaba con intensidad, y moviendo el parque hacia donde había posibilidad de acondicionar el suelo.
   Por ello y con el programa de siembra más alto de Camagüey, ya a inicios de octubre el “Panamá” acumulaba tres mil 900 hectáreas con las semillas regadas en los surcos, y en noviembre y diciembre se sumarán 644 en terrenos con regadío recuperado o de fomento.
   Especialistas de la Estación Experimental de la Caña de Azúcar de la provincia, institución encargada de certificar el resultado cañero, afirmaron que la población de las nuevas plantaciones rebasaba el 85 por ciento, lo cual asegura, en principio, un alto rendimiento agrícola.
   No es lo único: esa superficie está sin enyerbamiento y debidamente fertilizada en el momento oportuno.
   Todo ello da más caña.
   ¿Qué significa la labor de la siembra de los cañeros del “Panamá” en 2014?
   Pues que el central puede desarrollar de 35 a 40 días de zafra y producir  alrededor de 18 mil toneladas de azúcar que a los precios actuales en el mercado internacional podrían significar ingresos para Cuba por más de seis millones 600 mil dólares.
   La faena impulsada por los cañeros del central Panamá es una muestra de buen quehacer en esta agricultura, aún en medio de condiciones difíciles.
   ¿Por qué? Por laborar con organización, disposición técnica y esfuerzo personal y colectivo.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar