All for Joomla The Word of Web Design

Cerdos en las ciudades: indisciplina peligrosa

evelyn-corbillon.jpg

Por estos días resultan recurrentes los comentarios de algunas personas en torno a la prohibición de la crianza de cerdos en las ciudades, y esencialmente, a la aplicación del Decreto 272 de febrero de 2001, sobre las contravenciones en materia de ordenamiento territorial y de urbanismo y las medidas aplicables.
   Este documento jurídico legisla en su artículo 18, inciso f, la imposición de multas entre 100 y 300 pesos y el decomiso de los animales, a las personas que mantengan en contra de las disposiciones establecidas por la autoridad competente, no solo ganado porcino, sino equino, bovino y caprino, en zonas urbanas.
    Sin embargo, a pesar de lo establecido por la ley, estos animales persisten en número creciente en  hogares citadinos en las provincias cubanas, como si se trataran de huéspedes perennes o se carecieran de regulaciones anteriores destinadas a ese fin en el país.
   Y es que tal restricción para los particulares data de 1982 con el Decreto número 110, el cual estipula que “los lugares de cría deben hallarse a un kilómetro de áreas urbanas y suburbanas o de instalaciones avícolas y ganaderas (…); además, deben localizarse a dos kilómetros de otros centros porcinos especializados”.
   Claramente se definen las normativas al respecto, entonces, ¿por qué la población asume su cumplimiento cual imposición absurda, deliberada o repentina, como afirman muchos? No se explica la impunidad casi total en que ocurren esas contravenciones, a pesar de los daños a la convivencia y a la salud que entrañan.
    En ciertos momentos, las entidades encargadas de prohibir, sancionar y velar por la no proliferación del fenómeno, flexibilizaron su política, sobre todo durante el periodo especial, pues la crianza de cerdos devino aliciente para la economía familiar de innumerables cubanos, severamente afectada durante esa etapa .
   Cegarse ante la realidad sería absurdo, porque esa actividad se tornó desde hace un tiempo modo de ganarse la vida o manera segura para el consumo de una carne tan demandada y costosa; no obstante, las huellas negativas de tal práctica en la salud humana inclinan la balanza en su contra.
   Enfermedades gastrointestinales, propagación de moscas y patologías letales, entre las que figura la leptospirosis, son algunas de las principales consecuencias, mientras la generación de gran cantidad de desechos trae consigo daños a las redes sanitarias, por demás envejecidas.
  En Pinar del Río, por ejemplo, aunque en los consejos populares Capitán San Luis, Hermanos Cruz y Carlos Manuel, del municipio de Pinar del Río, la Unidad de Higiene y Epidemiología logró el retiro casi total de las crías, la tarea requiere mayor sistematización de los inspectores independientemente de que centren su quehacer en la campaña antivectorial.
   Se trata de degustar la carne porcina o recibir los beneficios monetarios de su venta, siempre que estos animales habiten en los ambientes adecuados por sus condiciones de infraestructura, limpieza y seguimiento de las pautas jurídicas. 

Comentarios   

0 #8 jllezcano 16-10-2014 15:16
menos enfermedades, y menos vecinos incomodos... saludos
Citar
0 #7 alina 15-10-2014 15:56
pienso que hay mucha necesidad, pero debemos cuidar de nuestra salud, de la salud de nuestra familia y de quienes nos rodean, para despues no lamentar perdidas humanas, pues si bien es conocidos de todos estos animales en lugares no propios para su crianza traen enfermedades como el colera y otros mas. debemos tener mucha higiene y sobre todo criarlos en los lugares y zonas establecidas segun lo dice la Ley.
Cooperemos todos con esto.
Citar
+1 #6 Azahares 11-10-2014 12:56
Muy polémica la medida tomada por no se quien, pero si sé que el que la tomó no le falta de porcino, equino, bovino y caprino, yo no crio, pero conosco a los que si lo hacen que son compañeros de trabajo y en noviembre del año pasado fueron a su casa con los inspectores y policías a la vez, uno tenía 2 puercas preñadas al punto de parir y las sacrificaron delante de sus ojos, y sus vecinos tenían puerca recien paridas con sus hijos de 45 días de nacidos y fueron sacrificados también. Eso en cualquier lugar del mundo la protección animal toma medidas he incluso privación de libertad para aquellos que practiquen tal maltrato para cualquier animal. La solución no es prohibir sino crear consiencia sobre la higiene para que todo estemos en paz y contentos, el que no tenga condiciones para su crianza no lo puede tener y no es el caso del que les hablo.
Citar
+2 #5 qbano 09-10-2014 18:06
…coincido con quienes afirman o piensan en los motivos las razones etc. Supongo que las personas que lo hacen –conviven con puercos- tienen muchas razones, pero una de ellas y quizás la más fuerte es la necesidad económica! la imposibilidad de obtener los recursos necesarios para sus enfrentar gastos por otra vía etc o sea si prohibimos por simple prohibir estaremos afectando el modo de obtención de recursos de esas personas etc o sea de hacerlo deberíamos darle la oportunidad de cómo obtener recurso etc
o sea antes de prohibir o sugerir prohibiciones deberíamos atender a las razones...
Citar
-2 #4 Tamileana 07-10-2014 15:23
Y porque el estado no garantice el cerdo refrigerado tengo que cocinar, dormir en fin vivir con el mal olor dentro de mi casa porque un buen vecino decidio ayudar a su comunidad criando los puercos en las narices del vecino y luego altruistamente vender su carne a 35 y 40 pesos la libra? Cada cual le pone precio a lo suyo, pero que no haga convivir con el desecho de su placer....monetario
Citar
-2 #3 Fe 06-10-2014 16:53
La salud es lo primero. Además, la solución de la alimentación no depende de unos cerdos más o menos, pues la inmensa mayoría de la población cubana no cría cerdos en las ciudades y está vivita y coleando, nadie se ha muerto por desnutrición, como sí sucede en muchas partes del mundo, y la esperanza de vida es cada vez más alta
Citar
-1 #2 Rosa C. Baez 05-10-2014 17:26
la otra parte de la historia, como diría Pánfilo, es que al menos acá en la Villa Panamericana los crian en terrenos ilegalmente ocupados y los alimentan con lo que recogen de los depósitos de basura... regando de paso toda la basura, que sacan de los nylons en que los deposita la población, que luego vuelan cual "mariposas" envenenandolo todo con su carga de contaminación... Harían falta unos cuántos de esos inspectores por acá
Citar
-2 #1 Pedro Perez 05-10-2014 16:38
La periodista no escribe sobre la carencia de la carne en la dieta del cubano de a pie, no de los gerentones ni de los "funcionarios".

La salubridad es muy importante, pero la alimentación también.

¿Prohibir la crianza de cerdos en las ciudades será un acicate para que el estado garantice este alimento en las carnicerías, bien refrigerado y al alcance de todos? Creo que no!! Mas bien habrán mas necesidades!!
Citar

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar