Verano: Divertirnos sin perder el tino

eduardo-luis-martin.jpg

Durante la etapa de verano todos quieren darse un chapuzón en la playa, salir a una instalación de campismo o bañarse en alguna piscina, y los más atrevidos se lanzan en ríos, arroyos y hasta indebidamente en una presa por tal de aplacar el calor.
   No siempre se tienen en cuenta los riesgos que contraen las personas cuando se recrean en el agua,  sin cumplir con las normas de seguridad estipulada en cada centro dedicado a la distracción y al esparcimiento.
   Muchas veces los casos de ahogados en las playas u otros sitios de distracción en el agua obedecen a las indisciplinas sociales cometidas bajo los efectos de la ingestión de bebidas alcohólicas, que llevan a los nadadores a sobrepasar los límites establecidos.
      Cuando los tomadores alcanzan un determinado estado de embriaguez no tienen en cuenta los peligros a los cuales se someten, ya sea la caída al agua por un resbalón en una piscina, alejarse de la orilla en la playa, por cansancio al nadar u otros motivos.
   Mario Comas Guerra, secretario general de la Cruz Roja en Villa Clara, dijo a la AIN que la institución en el territorio tiene como principal misión en esta época, la de prevenir y evitar cualquier accidente de esa u otra índole, ya sea por descuido o por violación de las normas establecidas en los lugares autorizados para el baño recreativo.
  El funcionario explicó que  la organización en la provincia cuenta con un destacamento integrado por 130 jóvenes debidamente capacitados en los cursos de salvavidas, muchos de ellos ubicados en las zonas de distracción  abiertas durante todo el año, y otras que se activan en la temporada de verano.
   Señaló que lo principal de la tarea, en  la cual  intervienen 65 colaboradores voluntarios, en los 13 municipios villaclareños, consiste en prevenir y hacer cumplir todo lo que está establecido para esas áreas y lo relacionado con el cuidado de la piel por la intensidad solar y otros riesgos.
    En sus funciones, identificados con el pullover de la Cruz Roja,  también apoyan a los puestos médicos que se instalan en las playas, donde se atienden casos de accidentados por lesiones y otros imprevistos.
    Villa Clara exhibe la mayor concentración de salvavidas en el municipio de Caibarién, en el litoral norte de Corralillo, y otros poblados, donde acude la mayor cantidad de población para el disfrute de estos meses de intenso calor.
  Noelvis Román Vishot, jefe de seguridad acuática, se refiere a la preparación de los jóvenes que integran el cuerpo de salvavidas, los cuales se someten a un riguroso examen  físico, de resistencia y habilidades que le permiten ingresar a los cursos que se desarrollan en la Facultad de Tecnología de la Universidad Médica Serafín Ruiz de Zárate, de Villa Clara.
    Las pruebas consisten en nadar 100 metros en estilo libre, 25 de espalda y 25 de pecho, además de la inmersión a más de cinco metros, en la cual deben aguantar la respiración 45 segundos y nado subacuático de 20 metros, argumenta.
    Agrega que después de ser evaluados por una comisión  multidisciplinaria, son escogidos para pasar el curso de salvavidas, en el que adquieren diversos conocimientos, entre los que figura la defensa subacuática para lograr  la salvación de una persona en peligro de ahogarse, sin ser agredidos por la víctima en su desesperación.
    Añade que en esos casos intervienen más de uno, y otros que prestan apoyo psicológico a los familiares y amigos, quienes en medio de la tensión desean cooperar  sin estar debidamente preparados y pueden correr igual riesgo.
   Lo más importante es la prevención, no violar las normas establecidas  en las áreas de baño autorizadas en playas, instalaciones de campismo popular y otros centros por lo que se insiste en el cumplimiento estricto de las medidas para evitar hechos lamentables.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar