La Habana, Sábado 22 de Julio de 2017 06:52 am

Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Enamorado de las flores

Compartir :
Tamaño letra:

yasel-toledo.jpg

Emilio Rosales Cobiella, campesino de la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Ramón Vázquez, en el municipio granmense de Guisa, suele pasar la mayor parte de sus días entre rosas, azucenas, margaritas, gladiolos…, porque “despiertan la pasión en mí”, dice este hombre de oraciones cortas.

Refiere que siempre fue un sueño tener flores, no una ni dos, sino muchas, por eso las cultiva en grandes cantidades desde hace seis años, junto a sus hermanos, Eduardo y José Antonio.
Aclara que lo logrado resulta fruto del esfuerzo durante casi 15, y mira a lo lejos como si intentara observar las dos caballerías de extensión de su finca, rodeada por montañas.
“Hemos incrementado nuestros conocimientos sobre la atención a las plantas, gracias a la lectura de literatura especializada, intercambios con otros productores y sobre todo práctica, conscientes de las características del lugar, y todo fluye de maravilla”, manifiesta sonriente.
Cada expresión se relaciona de alguna forma con las flores: “Creo que el amor hacia ellas nos viene de mi mamá, quien las adoraba”, expresa y coge algunas.
Comenzamos con unas pocas margaritas, y poco a poco avanzamos, agrega quien tiene 47 años de edad y también es laboratorista en la sala de terapia intensiva del hospital Carlos Manuel de Céspedes, en la ciudad cercana de Bayamo, durante turnos de 12 horas, en las noches.
Según añade, comercializan los productos en dos puntos de venta de Guisa, con una aceptación favorable.
Casi al final del diálogo, dice que las flores son como niñas, pues deben ser atendidas con cariño y esmero para lograr su salud y crecimiento.
Tener este sitio hermoso constituye un anhelo convertido en realidad que me da alegría, placer y dinero, añade sonriente, y sigue con flores en sus manos. Luego continúa entre plantas, pétalos y espinas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar