La Habana, Miércoles 21 de Febrero de 2018 10:15 pm

 ACN Hoy  ALBA-TCP    Elecciones                                                                  Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

¿Luchadores u oportunistas?

Compartir :
Tamaño letra:

Como un mosaico, la sociedad cubana manifiesta la interacción y el comportamiento de individualidades y grupos sociales que no siempre responden de igual manera a los patrones  de conducta que se espera de ellos.

En esa diversidad sobresale de manera creciente un número nada despreciable de individuos que se auto denominan “luchadores” y viven a la caza de  una coyuntura para hacer dinero fácil a expensas de quienes los rodean.

Estos depredadores del bolsillo ajeno, carentes totalmente de escrúpulo, son verdaderos oportunistas que se valen de las fisuras en el entramado legal y económico de la Nación y corrompen con su accionar tanto a  simples empleados como a directivos de establecimientos públicos.

Cada vez con más frecuencia los vemos acaparando y revendiendo cualquier cosa que tenga demanda, ya sea la papeleta para entrar a un teatro, la ropa reciclada, artículos de primera necesidad, materiales de construcción y plomería hasta más recientemente las tarjetas para la conexión a Internet.

A la puerta de las propias tiendas en divisa los encontramos pregonando las mercancías que poco tiempo antes estuvieron a la venta en esos  establecimientos  y desaparecieron rápidamente como por arte de magia.

Cabe preguntarse cómo saben siempre con antelación dónde y a qué hora expenderán los productos con los cuales pueden lucrar y no hay que ser un experto para saber que casi siempre están en contubernio con dependientes y almaceneros quienes más tarde obtienen una tajada por su cooperación.

Su actuar con total libertad a la vista pública, sin ninguna medida represiva, nos hace traer a colación las palabras de  Eduardo Galeano: “la impunidad, premia el delito, induce  a la repetición y le hace propaganda, estimula al delincuente y contagia su ejemplo”.

Ponerles coto a estos comerciantes inescrupulosos que juegan con la necesidad del prójimo es un imperativo de la sociedad, pues tolerar su actuación sólo estimula su modo de vida parásito a la vez que corrompe el Estado de Derecho en que debemos vivir.

El Código Penal cubano expresa en su artículo 230 referido a la especulación y el acaparamiento, que “ Se sanciona con privación de libertad de tres meses a un año o multa de 100 a 300 cuotas o ambas al particular que adquiera mercancías u otros objetos con el propósito de revenderlos para obtener lucro o ganancia".

Si ya está contemplado en la ley, vale entonces que las autoridades pertinentes sean veladores y exigentes cumplidores de ella, para desterrar de una vez por todas esta forma de oportunismo de nuestra vida diaria. 

Comentarios   

 
-1 #3 Jorge 21-01-2016 16:48
Y quien va a tener mano dura con quien pone el precio de venta de los productos en las TRD del gobierno (tiendas "recaudadoras" de divisas), inflado en un 200% de su valor de compra? Eso no es "revender"?
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #2 Juian 21-01-2016 15:57
Como diria J Marti "la miseria nunca viene acompanada de buenas cosas"
Citar | Reportar al moderador
 
 
+2 #1 Gregorio 21-01-2016 15:44
Es cierto Magalys y todos lo sufrimos, como también sufrimos la aplicación de la Ley 113 y la escala progresiva abusiva que se aplica.
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar

Efemérides

February 2018
Mo Tu We Th Fr Sa Su
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 1 2 3 4