Presentado Informe Central al 8vo. Congreso del Partido (+Fotos)

 Intervención del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del PCC, en el VIII Congreso del PCC, en el Palacio de Convenciones, en La Habana, el 16 de abril de 2021. ACN FOTO/ Ariel LEY ROYERO

La Habana, 16 abr (ACN) El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, presentó hoy en esta capital el Informe Central al 8vo. Congreso, en el que señaló como misiones del trabajo de la organización el desarrollo de la economía nacional, la lucha por la paz y la firmeza ideológica.

La lectura del documento se realizó como parte de la primera sesión de la cita de la militancia comunista cubana, en la que participan Miguel Díaz-Canel, Presidente de la República y miembro del Buró Político; José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Partido, y delegados de todo el país.

Leer más:

En el informe Raúl señaló que el 8vo. Congreso se realiza a dos años de la proclamación de la nueva Constitución de la República, la cual demandó la actualización de buena parte de las leyes y demás disposiciones jurídicas que desarrollan sus preceptos.

De abril de 2019 hasta la fecha, señaló el General de Ejército, el Parlamento cubano aprobó 11 leyes en interés de garantizar el funcionamiento y organización de las estructuras principales del Estado y el Gobierno; también el Consejo de Estado emitió 33 decretos-leyes.

El Primer Secretario señaló que se arriba a este Congreso con el incremento de 27 mil militantes del Partido, puesto que se ha detenido el decrecimiento que se manifestaba desde el año 2006, no obstante, no se puede ignorar que en correspondencia con las tendencias demográficas de la nación crece la edad promedio de los militantes: el 42,6 por ciento tiene más de 55 años de edad.

Al referirse al plan nacional para el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19, aprobado por el Buró Político el 30 de enero de 2020, destacó que su principal fortaleza ha sido la voluntad política por proteger la salud de la población lo cual solo es posible en una sociedad socialista con un sistema de salud universal y gratuito, accesible y con profesionales competentes y comprometidos.

Añadió que se ha producido en los últimos meses un rebrote a nivel mundial del nuevo coronavirus y Cuba no ha estado excluida de esta tendencia, entre otras razones, por haberse relajado el cumplimiento de las medidas establecidas.

Señaló que el enfrentamiento a esta situación sanitaria se ha caracterizado por el aporte de científicos y expertos al desarrollo de investigaciones e innovaciones y la introducción inmediata de sus resultados, mientras se trabaja intensamente en ensayos clínicos de cinco candidatos vacunales que podrían servir para inmunizar a toda la población cubana y contribuir a la salud de otras naciones.

El Primer Secretario precisó que el 8vo. Congreso concentrará su labor en el análisis de tres comisiones. La primera, presidida por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, abordará los resultados económico-sociales alcanzados desde la celebración del 7mo. Congreso hasta la fecha y las proyecciones para continuar avanzando en el desarrollo.

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del PCC, asiste a la comisión sobre el funcionamiento y trabajo ideológico en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, efectuado en el Palacio de Convenciones, en La Habana, el 16 de abril de 2021. ACN/FOTO/Ariel LEY ROYERO.ACN/FOTO/Ariel LEY ROYERO

La segunda comisión, encabezada por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central, evaluará el cumplimiento de la resolución aprobada por el 7mo Congreso sobre los objetivos de trabajo de la Primera Conferencia Nacional, efectuada en enero de 2012, relacionados con el funcionamiento del Partido, la actividad ideológica y la vinculación con las masas.

La tercera Comisión, dirigida por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presentará una valoración acerca de la situación de la política de cuadros del Partido, la UJC, las organizaciones de masas, el Estado y el Gobierno, así como el papel del Partido para alcanzar resultados superiores.

Los documentos que hoy presentamos a su consideración, resultado del trabajo de estas tres comisiones, fueron previamente discutidos en los comités provinciales del Partido y los consejos de gobierno a ese nivel.

Fruto de esos debates, añadió Raúl, fueron introducidas significativas modificaciones que enriquecieron su contenido. Más recientemente se sometieron a la consideración de los delegados al Congreso, agrupados en las respectivas delegaciones provinciales.

El General de Ejército se refirió a que el afán de mayores ingresos pareciera que provoca en algunos el aliento para desear un proceso de privatización que barrería los cimientos y las esencias de la sociedad socialista construida a lo largo de más de seis décadas. Mientras otros, esperando hacer estallar el principio socialista del monopolio del Estado sobre el comercio exterior, vienen reclamando que se autorice la importación comercial privada, con el ánimo de establecer un sistema no estatal del comercio exterior.

Estas son cuestiones que no pueden prestarse a la ingenuidad de los cuadros de dirección y los militantes del Partido. Hay límites que no podemos rebasar porque las consecuencias serían irreversibles y conducirían a errores estratégicos y a la destrucción misma del socialismo y, por ello, de la soberanía e independencia nacional, alertó.

Leer más:

El Primer Secretario del Partido orientó no olvidar jamás que la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción constituye la base del poder real de los trabajadores.

Además, afirmó que el sistema empresarial estatal tiene el especial reto de afianzar su posición como la forma de gestión dominante en la economía.
En otro orden, señaló que es necesario lograr que las demandas insatisfechas de la población constituyan un incentivo para los productores nacionales, sobre la base de la utilización eficiente y racional de los recursos materiales y financieros.

Estos son los propósitos que persigue la Estrategia económico-social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19, implementada por la dirección del país.

No resulta ocioso reiterar, destacó, que las decisiones en la economía en ningún caso pueden provocar una ruptura en los ideales de justicia e igualdad de la Revolución, ni de la unidad y confianza del pueblo en torno a su Partido.

Raúl aprovechó la ocasión para agradecer a buena parte de nuestros acreedores la disposición de reestructurar las deudas vencidas y, al propio tiempo, asegurarles la voluntad del cumplimiento de los compromisos financieros en la medida que comience la recuperación de la economía.

Refirió el Primer Secretario del Comité Central del Partido el hecho de que la situación extrema de falta de liquidez obligó a reintroducir la moneda libremente convertible en una parte del comercio minorista y, más adelante, del mayorista.

Esta necesaria medida —explicó— tuvo el propósito inicial de asegurar la presencia en el mercado interno de un conjunto de surtidos que a lo largo de los últimos cinco años fueron desapareciendo de la oferta estatal, dejando espacio para la actividad ilegal de la compra en el exterior y la reventa de estos artículos con altísimas tasas de ganancia.

Ya bajo los efectos de la COVID-19 se ampliaron las ventas en moneda libremente convertible hacia otros productos, incluyendo los alimentos, con el objetivo de incentivar las remesas que los ciudadanos cubanos residentes en el exterior realizan a sus familiares en el territorio nacional, dijo.

Junto a ello-agregó-, el gobierno ha asegurado la asignación de un apreciable volumen de divisas para garantizar la sostenibilidad de la oferta en pesos cubanos de un reducido grupo de productos básicos de la alimentación, la higiene y el aseo personal, y se trabaja para restablecer la presencia de los proveedores nacionales en este mercado.

Las ventas en moneda libremente convertible son necesarias y que perdurarán el tiempo que nos tome recuperar y fortalecer la economía, y con ello asegurar la real convertibilidad de la moneda nacional, enfatizó.

Resaltó también Raúl que, en medio de estas complejas circunstancias, se han continuado adoptando medidas en interés de incentivar la inversión extranjera, suprimiendo retrasos y obstáculos en su funcionamiento, que comprometen su aporte decisivo al desempeño de la economía nacional.

Es hora de borrar de nuestras mentes prejuicios del pasado asociados a la inversión extranjera y asegurar una correcta preparación y diseño de nuevos negocios con la participación del capital extranjero.

Leer más:

Al valorar la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, el informe señala que se se afianza la tendencia del avance pero se ponen de manifiesto determinadas insuficiencias en la planificación, organización, control y seguimiento de los procesos y, en algunos casos, reacciones lentas y tardías para corregir las desviaciones, así como la falta de integralidad y visión respecto a los niveles de riesgo y deficiencias.

Informó el Primer Secretario del Comité Central del Partido que, como resultado de la actualización de los Lineamientos aprobada en el 7mo. Congreso, se propone mantener 17, modificar 165, suprimir 92 y adicionar 18, por lo cual quedarían conformados por un total de 200 lineamientos.

En el marco de los trabajos encomendados a la Comisión número 1, creada por el Buró Político para valorar la actualización del contenido de la conceptualización del modelo económico y social, se ratificaron sus principales postulados y se introdujeron, en correspondencia con la Constitución, modificaciones también dirigidas a lograr mayor precisión en algunas cuestiones, las que serán debatidas por los delegados en las respectivas comisiones, indicó Raúl.

Sobre la tarea de ordenamiento monetario del país, el documento partidista señala que no constituye una solución mágica a la economía pero permitirá ordenar y transparentar el desempeño de los diferentes actores en el escenario económico e incentivar el amor por el trabajo y sentido de la vida de los ciudadanos.

Expuso que los pocos meses transcurridos han confirmado la complejidad y alcance de este proceso que toca todos los componentes de la sociedad cubana, con un amplio conjunto de decisiones y acciones que no tienen precedentes en la historia reciente de la Revolución.

Amplió que entre los logros en el establecimiento de la unificación monetaria y cambiaria se encuentran la reforma general de salarios, pensiones y asistencias sociales, así como la reducción de subsidios y gratuidades, asegurando la atención a las personas vulnerables.

No obstante —añadió--,en la implementación de la Tarea Ordenamiento también se han puesto de manifiesto deficiencias ocasionadas por una débil preparación y capacitación; negligencias; falta de exigencia, control, sensibilidad política e insuficiente comunicación institucional por parte de los cuadros y funcionarios encargados de su ejecución práctica, lo que conllevó al establecimiento de precios excesivos e inconformidad con la tarifa de servicios públicos. Recordó que además existieron errores y dilaciones vinculadas con la reforma salarial y en los sistemas de pago.

Señaló que todo ello ha demandado un intenso trabajo del Partido y el Gobierno para enmendar y corregir lo que se aparte del camino trazado y agregó que la tarea ordenamiento deberá continuar hasta su total aplicación, y lo más importante: la consolidación de sus postulados, y la obtención de los resultados económicos y productivos que contribuirán a la construcción en Cuba de un socialismo próspero y sostenible.

Respecto al funcionamiento de la organización partidista, el documento sustenta que en el periodo trascurrido desde el 7mo. Congreso, celebrado en el año 2016, ha proseguido el avance en el cumplimiento de los objetivos de la Primera Conferencia Nacional en cuanto a las modificaciones introducidas en los métodos y objetivos de trabajo de la organización partidista, y en la atención a las organizaciones de base y a los principales problemas de la vida política, económica y social de la nación con el propósito de ir superando la suplantación e interferencia en las funciones y decisiones que le corresponden al Estado, Gobierno e instituciones administrativas, sin dejar de conducir de conjunto con dichas autoridades el enfrentamiento a las situaciones que afectan a la Revolución.

La unidad de la inmensa mayoría de los cubanos en torno al Partido y a la obra e ideales de la Revolución, ha sido nuestra arma estratégica fundamental para enfrentar con éxito todo tipo de amenazas y agresiones.

Es por ello que insistió en que si tenemos un solo partido debemos promover en su funcionamiento, y en general en nuestra sociedad, la más amplia democracia y un permanente intercambio sincero y profundo de opiniones, no siempre coincidentes; expresar el vínculo con la masa trabajadora y la población, y asegurar la participación creciente de los ciudadanos en las decisiones fundamentales.

Para proseguir consolidando la unidad de los cubanos se ha mantenido el enfrentamiento a prejuicios y todo tipo de discriminación. Igualmente se actualizó la política de atención a las instituciones religiosas y asociaciones fraternales que se insertan de manera creciente en diferentes esferas del quehacer nacional.

En cuanto a las organizaciones de masas, manifestó que se requiere revitalizar su accionar en todas las esferas de la sociedad y actualizar su funcionamiento en correspondencia con los tiempos que vivimos, bien diferentes a aquellos de los de primeros años de la Revolución, cuando nacieron.

Sostuvo la necesidad de elevar la combatividad e intransigencia revolucionaria y fortalecer su aporte a la labor ideológica, el enfrentamiento a los planes subversivos del enemigo y a la creación y consolidación de valores.

Con palabras de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución Cubana, durante el Primer Congreso del Partido en 1975, comenzó hoy en esta capital el 8vo. Congreso del PCC, cuya sesión preside el General de Ejército Raúl Castro Ruz,

El General de Ejército aseguró que desde el Partido continúa el apoyo a la labor de la Federación de Mujeres Cubanas y a otras instituciones en la defensa de los derechos de la mujer y la denuncia de la violencia de género. Se profundizará el enfrentamiento a prejuicios asociados a la orientación sexual e identidad de género.

En cumplimiento del mandato constitucional, el Consejo de Estado aprobó la comisión que redactará el anteproyecto del Código de las Familias para su análisis en el Parlamento y posterior discusión con la población, actividad en la cual ya se trabaja.

La creación del Programa de Gobierno y la comisión encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, para atender la temática de la discriminación racial, propiciará un más efectivo enfrentamiento a esos rezagos del pasado y mayor coherencia en la exposición y conducción del debate público acerca de los mismos, aseguró.

Leer más:

Más adelante dijo que aunque la labor ideológica es una de las acciones principales del Partido, no está satisfecho con lo logrado, y aunque los medios de prensa mantienen su apego a la verdad y el rechazo a la mentira todavía hay triunfalismo, estridencia y superficialidad.

Refiriéndose al trabajo político-ideológico, señaló que no es suficiente hacer más de lo mismo. Se requiere creatividad, ajustarlo con efectividad al escenario que vivimos, potenciar el estudio de la historia del país, hacer llegar a cada cubano el mensaje de optimismo y la confianza de que juntos sabremos enfrentar y vencer cualquier obstáculo.

Abordó también el entorno actual en el cual se ha redoblado el programa de subversión ideológica y cultural dirigido a desprestigiar el modelo socialista de desarrollo y presentándonos como única alternativa la restauración capitalista.

En ese sentido se da prioridad a las acciones dirigidas a los jóvenes, mujeres y académicos, el sector artístico e intelectual, los periodistas, deportistas, personas de la diversidad sexual y las religiones. Se manipulan asuntos de interés para grupos específicos vinculados con la protección de animales, el medio ambiente o manifestaciones artísticas y culturales; todo ello dirigido a desconocer las instituciones existentes.

Denunció que no han dejado de financiarse las acciones de agresión con el uso de las estaciones de radio y televisión asentadas en los Estados Unidos, al tiempo que crece el respaldo monetario para el desarrollo de plataformas de generación de contenidos ideológicos que llaman abiertamente a derrocar a la Revolución.

La mentira, la manipulación y la propagación de noticias falsas ya no conocen límite alguno. Mediante ellas se conforma y se divulga a los cuatro vientos la imagen virtual de Cuba como una sociedad moribunda y sin futuro, a punto de colapsar y dar paso al tan anhelado estallido social, remarcó.

Sin embargo, la verdad es otra. La contrarrevolución interna, que carece de base social, liderazgo y capacidad organizativa, continúa decreciendo en la cantidad de sus miembros y el número de acciones de impacto social, concentrando su activismo en las redes sociales e internet.

Estamos firmemente convencidos de que las calles, los parques y las plazas son de los revolucionarios, y que jamás negaremos a nuestro heroico pueblo el derecho a defender su Revolución, enfatizó.

Al abundar sobre la implementación de la política de cuadros, el Primer Secretario informó que se ha continuado trabajando en los acuerdos del ultimo Congreso del Partido y de la I Conferencia Nacional con avances en materia organizativa y la renovación paulatina de cargos decisorios, proceso en el que se observa un incremento de la promoción de jóvenes, mujeres, negros y mulatos sobre la base del mérito, aunque lo alcanzado es insuficiente en lo referido a las principales responsabilidades en el Partido, Estado y Gobierno.

Señaló debilidades en la aplicación de la política, que se reflejan en la tendencia al formalismo y la superficialidad de no pocos cuadros que se consideran imprescindibles y no atienden la formación de la reserva.

Se pone de manifiesto un escaso vínculo con el pueblo, falta de sensibilidad e incapacidad para movilizar a los colectivos en la solución de los problemas y en el trabajo hacia los subordinados. Existe una insuficiente cultura comunicacional, que limita la capacidad de comprender, participar y debatir los asuntos que preocupan a la masa de trabajadores, acentuó.

Por su carácter estratégico, la política de cuadros del Partido requiere un constante perfeccionamiento y actualización, de modo que asegure la selección, formación y promoción de cuadros que se caractericen por su compromiso con la Revolución, humildad, modestia, ejemplo personal y firmes convicciones frente a cualquier vestigio de elitismo, vanidad, autosuficiencia y ambición, indicó.

El General de Ejército significó que el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba se reforzó durante la pandemia.

Ese bloqueo, que nuestro pueblo ha enfrentado por más de 60 años, con esfuerzo, sacrificio y creatividad, hubiera sido capaz de devastar la economía y la estabilidad social de cualquier país, aun aquellos que son más ricos y poderosos que Cuba, destacó. Se trata, subrayó, de la guerra económica más abarcadora, desigual y prolongada que se haya desatado contra nación alguna.

0-16-8vo-congreso-del-partido-comunista-de-cuba-6.jpg

Solo en las condiciones del sistema socialista, basado en la justicia social, la unidad del pueblo en torno al Partido y el empeño mancomunado y solidario de defender al país, puede una nación subdesarrollada y relativamente pequeña como la nuestra, con escasas riquezas naturales, evitar el colapso e, incluso, alentar el desarrollo, aseguró.

Debe entenderse que no se trata de simples acciones de incremento del bloqueo, sino de nuevos métodos, algunos sin precedentes, elevando la magnitud de la guerra económica, que se refleja en las carencias materiales que nos acompañan en la vida cotidiana.

El General de Ejército recordó, entre las primeras acciones llevadas a cabo para reforzar el cerco económico contra Cuba, la determinación, en noviembre de 2017, de una relación de entidades empresariales de base las cuales se someterían a restricciones adicionales a las ya sufridas por el bloqueo.

Esa lista que se actualizó varias veces abarca hoy, reseñó, 231 unidades, muchas de ellas con responsabilidades en la red de comercio minorista del país, el sistema de abastecimiento de las necesidades más importantes para la economía y la población, todas las instalaciones hoteleras, así como varias instituciones del sector financiero.

Por otro lado, la persecución financiera, resaltó, adquirió las características de una verdadera cacería contra las transacciones cubanas, lo que perjudica nuestras capacidades de pago para los productos y servicios de importación, y para el cobro de los que exportamos, con el consecuente encarecimiento del comercio exterior.

Para castigar a Cuba y a los cubanos que viven dentro y fuera del país, Estados Unidos limitó primero, y cortó después, prácticamente, toda posibilidad de remesar dinero a Cuba.

Estas realidades, expresó, están presentes en el desabastecimiento de productos imprescindibles en el consumo de la población y son la causa de muchas dificultades de la industria nacional para contar, a tiempo y con la calidad requerida, de los insumos necesarios. Ello abarca, tanto bienes de consumo como las medicinas y los surtidos de la industria alimentaria.

El reforzamiento del bloqueo, consideró el Primer Secretario del PCC, complica el cumplimiento de los compromisos financieros internacionales, a pesar de la firme decisión de honrarlos y del esfuerzo que acometemos que, aunque modesto, conlleva un gran sacrificio.

El daño que estas medidas causan al nivel de vida de la población, aseveró, no es fortuito ni un efecto colateral; es consecuencia de un propósito deliberado de castigar al pueblo cubano.

Raúl también señaló que otra de las acciones más significativas, por su grado de crueldad, por inadmisible de cara al Derecho Internacional y por el nivel de impunidad con que Estados Unidos la comete, es el empeño, desde abril de 2019, de privar a Cuba de los suministros de combustibles.

Para lograrlo, detalló, aplican medidas propias de la guerra no convencional, a fin de impedir que lleguen al territorio nacional esos abastecimientos.
Fustigó la inmoral campaña desatada contra la cooperación médica internacional que presta Cuba, con el propósito de desprestigiar una labor tan noble y reconocida y a privar a la nación antillana de los ingresos justos, honestos y legítimos que con su esfuerzo aseguran miles de profesionales formados técnica y éticamente en el país.

El acceso a la salud es un derecho humano universal y el Gobierno de los Estados Unidos comete un crimen al agredirnos, y se dedica a sabotear la única fuente de servicios médicos a la que tienen acceso millones de personas en el mundo.

El General de Ejército abordó en su informe el impacto de la aplicación de la Ley Helms-Burton, sobre todo desde abril de 2019, cuando Estados Unidos decidió por primera vez permitir, al amparo de su título III, admitir en tribunales de ese país las demandas que presenten los presuntos reclamantes de propiedades que fueron justa y legítimamente nacionalizadas en los primeros años de la Revolución.

No se trata de una ley nueva, dijo, es un engendro que data de 1996, que codifica en Ley el bloqueo y establece como obligación del gobierno estadounidense agredir a Cuba económicamente a escala internacional y de modo abarcador.

El Primer Secretario recordó cuando en diciembre de 2014 decidimos conjuntamente con el Gobierno de los Estados Unidos, encabezado entonces por el presidente Barack Obama, avanzar hacia un mejor entendimiento entre nuestros respectivos países.

Sin embargo, la agresiva conducta desatada por la anterior administración norteamericana reafirma con claras evidencias que cualquier perspectiva de verdadera evolución positiva en la relación entre ambos países, para que sea sostenible, tendría que estar asociada a la eliminación del bloqueo económico y al andamiaje legislativo que lo sustenta, aseveró el General de Ejército.

Ratifico desde este Congreso del Partido -dijo- la voluntad de desarrollar un diálogo respetuoso, de edificar un nuevo tipo de relaciones con los Estados Unidos, sin que se pretenda que para lograrlo Cuba renuncie a los principios de la Revolución y al Socialismo, realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ceda en la defensa de sus ideales y el ejercicio de su política exterior, comprometidas con las causas justas en defensa de la autodeterminación de los pueblos.

Al propio tiempo tenemos el deber de permanecer alertas, de asumir con responsabilidad las enseñanzas de la historia y de proteger a nuestro país y al derecho soberano por el que se han sacrificado tantas generaciones de cubanos, continuó.

Raúl significó que el compromiso de la nación antillana con la integración de América Latina y el Caribe es inconmovible y los cubanos no cejarán un instante en la tarea de hacer de Nuestra América la patria común de nuestros hijos, y saludó la consolidación de las relaciones con los gobiernos y partidos de China, Vietnam, Laos y la República Democrática Popular de Corea, así como también con la Federación Rusa, la Unión Europea y los países africanos.

Al valorar el escenario descrito y la probable evolución en el futuro, Raúl alertó que ello exige de todos asegurar la prioridad de la defensa, manteniendo la plena vigencia de la concepción estratégica de guerra de todo el pueblo.

Por ello, especificó, es necesario restablecer, en cuanto las condiciones de la COVID-19 lo permitan, la realización de los días nacionales de la defensa, con la participación masiva del pueblo, despojándonos de cualquier formalismo o fanfarria y, con ello, asegurar su utilidad para la preparación de la población. No olvidemos que la invulnerabilidad militar se logra con el constante perfeccionamiento.

El General de Ejército aseguró que tiene la satisfacción de que se entregó la dirección del país a un grupo de dirigentes preparados, curtidos por décadas de experiencia en su tránsito desde la base hasta las máximas responsabilidades, comprometidos con la ética y los principios de la Revolución y el Socialismo, e identificados con las raíces y los valores de la historia y la cultura de la nación, imbuidos de mucha sensibilidad hacia el pueblo, llenos de pasión y espíritu antimperialista.

Uno de esos compañeros —dijo Raúl— fue Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y Presidente de la República desde hace tres años, cargo que, según la valoración de la dirección del Partido, viene desempeñando con buenos resultados.

Miguel Díaz Canel asiste a la Comisión No.3 del 8vo. Congreso del Partido, dedicada a analizar la Política de Cuadros

Hemos dicho que Díaz-Canel no es fruto de la improvisación, sino de una pensada selección de un joven revolucionario con condiciones para ser promovido a cargos superiores, aseveró, y resaltó que, en estos tres últimos años, ha sabido formar equipo y fomentar una cohesión con los órganos superiores del Partido, el Estado y el Gobierno.

Al finalizar su intervención, el General de Ejército ratificó la decisión de concluir su misión al frente del Comité Central del Partido.

En lo que a mí se refiere —sostuvo—, concluye mi tarea como Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba con la satisfacción de haber cumplido, y la confianza en el futuro de la patria, con la meditada convicción de no aceptar propuestas para mantenerme en los cargos superiores de la organización partidista, en cuyas filas continuaré militando como un combatiente revolucionario más, dispuesto a aportar mi modesta contribución hasta el final de la vida.

Nada me obliga a esta decisión, pero creo fervientemente en la fuerza y el valor del ejemplo y en la comprensión de mis compatriotas. Y que nadie lo dude, que mientras viva, estaré listo, con el pie en el estribo para defender a la Patria, a la Revolución y al Socialismo. Con más fuerza que nunca gritemos ¡Viva Cuba Libre!, ¡Viva Fidel!, ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!, concluyó Raúl en la mañana de este 16 de abril.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar