Aseguran en el 7mo Congreso que los jóvenes garantizan el futuro

0417-congreso-pcc03.jpg

La Habana, 16 abr (ACN) El crecimiento a las filas del Partido, los métodos y estilos de trabajo, la enseñanza de la Historia y la labor con los jóvenes estuvieron en el centro del debate de los 241 delegados y 60 invitados al 7mo. Congreso del Partido que participaron de la comisión cuatro.
   Al presentar el informe sobre el trabajo del Partido en el cumplimiento de los objetivos aprobados en la Primera Conferencia y de las directrices del Primer Secretario del Comité Central del Partido, Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político, apuntó que el documento es resultado de una amplia y cuidadosa consulta, así como de un amplio sistema de trabajo.
    Entre los asuntos analizados estuvo el decrecimiento en las filas de la organización, sobre lo cual Gladys Martínez, de Pinar del Río, se refirió a la experiencia llevada a cabo en su territorio, donde se ha logrado detener esa tendencia, pues ha existido un mejor trabajo de captación por parte de las organizaciones de base del Partido.
   Añadió que esa es una tarea que requiere seguimiento y puntualizó que aún tienen reservas en las estructuras productivas, principalmente en las categorías de obreros y campesinos.
   En el sector no estatal  estamos muy distantes de las posibilidades existentes, pues hay más de 21 mil trabajadores, alegó.
    En ese sentido, Valdés Mesa manifestó que hay una cifra significativa de colectivos laborales en los cuales no existen organizaciones de base.
   Hay  que detener esa tendencia y revertirla sin perder la calidad en el proceso, subrayó el dirigente político.
     Abelardo Álvarez Gil, miembro del Secretariado del Comité Central y jefe del Departamento de Organización y Política de Cuadros, subrayó que el problema no es solo una cuestión de cifras, es de calidad, y aseveró que la batalla ideológica en esa dirección está en ganar a esa persona revolucionaria y trabajar con ella.
   Camilo Hernández, delegado de La Habana, apuntó que ese territorio  mostró también decrecimiento de los militantes.  
   Desde hace dos años se han tomado medidas para revertir  la situación en  el sector obrero y otros que son fundamentales, donde se tienen reservas importantes, dijo.
   Pablo Gómez, también de la capital e integrante del grupo de trabajo del Partido en la misión cubana en Venezuela, alegó que entre los que cumplen misión existe una importante cantera para el crecimiento.
    Afirmó que se le debe prestar atención al otorgamiento de avales para la UJC, pues en el caso de los jóvenes que tienen su primera experiencia laboral, eso se convierte en un estímulo.
  Gómez valoró como valiosa la experiencia que tienen con los núcleos mixtos, por el dinamismo que los jóvenes  aportan con sus iniciativas, en su concepción a la hora de desarrollar las fechas históricas, y por la participación en la solución de las dificultades que se presentan.
   Rafael Pimentel, de Camagüey, subrayó que es muy importante la prioridad dada al trabajo del crecimiento para la UJC cuando los jóvenes llegan  al preuniversitario.
   Hay una oportunidad en los de décimo grado, ahí empiezan a formar su personalidad política, si los orientamos bien, estamos asegurando el futuro, agregó.
   Yuniasky Crespo Baquero, delegada por la provincia de Las Tunas y primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, expresó que se debe trabajar para que los que ingresen en la Juventud lo hagan con la aspiración de formar parte del Partido.
   El proceso de crecimiento, añadió,  debe hacerse de manera estratégica, enfocado a los obreros y campesinos, en los sectores de la Educación y la Salud.
   No vamos a poder estar hablando de crecimiento en las filas del Partido si la UJC no aporta lo que corresponde, ya no hay que esperar a llegar a 30 años para pasar al Partido, desde el núcleo se debe trabajar con los jóvenes; en la medida en que trabajemos de conjunto y se les den tareas,  podremos estar contribuyendo a su ingreso a la filas de la organización, concluyó.
   Valdés Mesa reafirmó que la fortaleza del Partido tiene que estar determinada por la calidad de sus militantes, “pero hay que tener militantes”. Insistió en que se debe priorizar el trabajo con los jóvenes, tanto en el sector estatal como en el no estatal.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar