1412-ordenamiento-monetario.jpg

La Habana, 14 dic (ACN) El ordenamiento monetario es un proceso complejo en el que se ha trabajado durante años y del que están previstos todos los modos de actuación para garantizar el éxito de la tarea, manifestó Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), a propósito del reciente anuncio.

Una decisión que estábamos esperando todos los cubanos, aseguró en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Se trata de un proceso transversal e imprescindible para la actualización del modelo económico y social cubano, y la implementación de la estrategia de desarrollo del país, pero que no resuelve en sí mismo los problemas pendientes, refirió.

Lo que sí esperamos es que exista un incremento de la productividad del trabajo y un mayor desarrollo de las fuerzas productivas, acotó Hun Pentón.

De esta tarea -dijo- también debe derivarse una mayor transparencia en las relaciones entre los diferentes actores económicos y el tan esperado perfeccionamiento de la empresa estatal socialista, al permitir la implementación de las medidas aprobadas para su desarrollo.

Las transformaciones que requiere nuestra economía plantean retos importantes a los que solo podremos dar respuesta mediante la actualización constante de nuevos saberes y el autoestudio, reafirmó el presidente la ANEC, organización que agrupa a más de 83 mil profesionales de las ciencias económicas del país.

Es vital continuar trabajando en una contabilidad robusta, al día y transparente, que refleje la realidad de la situación económica y financiera de cada entidad, argumentó, y señaló que esa es la base para un tránsito exitoso hacia el ordenamiento monetario.

También será un desafío la aplicación oportuna de medidas financieras, tributarias, presupuestaria y de precios para corregir tendencias que alejen el proceso de los objetivos para los que fue concebido, señaló.

Manifestó Hung Pentón que no se puede olvidar que el bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de Estados Unidos contra Cuba complejiza el desarrollo nacional, al impedir el acceso a fuentes de financiamiento y obstaculizar el ingreso de divisas al país.

No obstante, confirmó que, en lo personal, considera muy importante como cubano y economista ser parte de un proceso soberano, que tiene como objetivo supremo beneficiar a cada uno de los ciudadanos, como siempre ha sido política de la Revolución cubana.

Para el 1 de enero de 2021 está fijado el inicio del proceso de ordenamiento monetario y cambiario en Cuba, con una tasa de cambio única de 24 pesos cubanos (CUP) por un dólar, que implica además el cese de la circulación del peso convertible (CUC).

El ordenamiento monetario, considerado por las máximas autoridades cubanas como un paso trascendental e imprescindible, comprende la eliminación de subsidios excesivos y gratuidades indebidas, así como la transformación de los ingresos.

Se trata, según analistas, de consolidar la moneda doméstica, recuperar su poder adquisitivo y reactivar la economía.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar